domingo, mayo 31, 2009


THE HOT ROCK

Recién salido de la cárcel, John Dortmunder (Robert Redford) se ve involucrado por mediación de su cuñado (George Segal) en el robo de un famoso diamante por encargo de un gobierno africano.

Si el propósito de Dortmunder era retirarse y vivir una vida más tranquila, el diamante se convertirá en una molestia imposible de resolver. Cuando creen estar cerca de él, un nuevo obstáculo aparecerá para probar la sobrada capacidad de Dortmunder para establecer planes perfectos.

Basada en una novela del mismo titulo escrita por Donald Westlake, uno de los grandes de la novela negra y policiaca, "The hot rock" rebosa de un soterrado sentido del humor que se deduce de las situaciones que viven los personajes y a las que ellos mismos se abocan por influencia de sus limitaciones personales y profesionales.

En contraposición al violento Parker, el otro gran personaje de Westlake, Dortmunder (cuya primera aparición literaria y cinematográfica se produce en "The hot rock") supone la exploración por parte de Westlake de otros territorios nuevos, lindantes con la picaresca y el humor, dentro de las tramas policiacas y negras. Las historias que protagoniza Dortmunder rebosan de un complicado humor irónico y casi existencialista (si es que esto es posible) que siempre se desprende del juego de intereses y egoismos encontrados, de la trampa y la mentira, que mueve el mundo de ladrones, tramposos y pillos del que Dortmunder forma parte.

Gracias al trabajo de uno de los grandes guionistas de aquella época, William Goldman, la película recoge en su guión de manera extraordinaria este planteamiento. Perfectamente exhibe con ese humor de sonrisa las idas y venidas de Dortmunder y su banda en busca de un diamante que constantemente se les escapa ante la diplomática impaciencia de su cliente.

Unas idas y venidas en cuyo fluir caótico Redford se disuelve como un azucarillo.

Siempre, su envarada interpretación, carente de las necesarias inflexiones y matices, me resulta el punto débil de una película que pudiera haber dado mucho más de sí de no haberse convertido en un vehículo para el lucimiento de la estrella que Redford era a principios de la década de los setentas del siglo pasado.

Redford fagocita la pelicula y la historia, su presencia demasiado apolínea resulta un tanto discordante, no emite en la misma onda que el resto de personajes (Segal, Sand, Leibman o el genial Zero Mostel) que si encajan perfectamente en los zapatos de sus personajes.

Aun asi, y pese a Redford, merece la pena verla... Es una de mis "pelis" favoritas de atracos junto "Supergolpe en Manhattan" una joya de Sidney Lumet casi contemporánea.


"Y de repente Seriozha se dio cuenta de que le estaban mirando dos ojos maravillosos, dos ojos humanos, inteligentes y tristes como nunca había visto"
(Vida y destino, Vasili Grossman)

sábado, mayo 30, 2009

LEJOS DE ELLA

Tras 50 años de convivencia la relación que componen Grant (Gordon Pinsent) y Fiona (Julie Christie) tendrá que afrontar la más difícil de las pruebas... la próxima.

La memoria de Fiona empieza a fallar y todo parece indicar que se trata de la enfermedad de Alzheimer. Como consecuencia del internamiento de Fiona en una clinica especializada, Grant deberá enfrentar una desagradable realidad. En lo sentimental ella está muy lejos aunque la tenga cerca. En lo físico está a su alcance. Puede tocarla. Pero la distancia real que les separa es inmensa.

No obstante, Grant aprenderá a vivir lejos de ella y el amor que siente hacia su mujer alcanzará un nuevo y diferente nivel de total desinterés.

"Lejos de ella" es una película magnífica que utiliza la enfermedad de Alzheimer como punto de entrada hacia una reflexión sobre el amor, la pareja y el paso del tiempo que rebosa sensibilidad, poesía y, seguramente, verdad.

Se trata del prometedor debut de la actriz Sarah Polley como directora y, como en casi todas las peliculas dirigidas por actores, el trabajo de estos resulta siempre esencial. En este sentido, sus protagonistas Julie Christie y el desconocido actor canadiense Gordon Pinsent están espectaculares, especialmente este último cuyo personaje parece no salir de la esencial naturalidad del tranquilo asombro que siente... primero por lo que sucede a su mujer y las decisiones que esta toma, segundo por los sentimientos que lo que va sucediendo suscita en su interior y tercero por lo que esos sentimientos le llevan a hacer de la manera más desinteresada y altruista.

Sin duda, y para mi gusto, "Lejos de ella" es una de las mejores películas de la cosecha del año pasado.


viernes, mayo 29, 2009

MILES DAVIS

Someday my prince will come...




jueves, mayo 28, 2009

OSCAR PETERSON

Hymn to freedom...



"El cardenal prefecto de la Congregación por el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Antonio Cañizares, ha pedido hoy perdón por los abusos a menores cometidos en escuelas católicas irlandesas entre los años 50 y 80.
En declaraciones a TV3 recogidas en un comunicado, Cañizares ha asegurado: "Estas conductas son totalmente condenables y tenemos que pedir perdón". No obstante, ha añadido que "no es comparable lo que haya podido pasar en unos cuantos colegios" con "los millones de vidas destruidas por el aborto"."
(Leer más)

Para ser depositaria de un determinado sentido de la moral, las declaraciones del arzobispo Cañizares, representante de la Iglesia Catolica, son penosas y muestran el grado de deterioro en el que se encuentra el corazón de la misma.
Todo es condenable, pero una cosa es más condenable que la otra... ¡Qué horror!
Creo que gradación y ética se dan de puñetazos. Es sencillo: una cosa no es menos mala porque esté extendida en mayor o menor medida. Es mala o no lo es... y punto.
Para un cristiano, tan malo deberían ser los abusos a menores como la existencia del aborto. No debería importar el hecho de que una cosa sea más frecuente y/o practicada.
Dice muy poco de un hombre santo el juzgar la maldad o la bondad de las cosas atendiendo a la extensión o al volumen de un suceso.
Seguro que se ha explicado mal... o no es tan santo como el nos hace creer que es, porque para cualquiera de esos niños abusados la maldad del acto es total y absoluta.
La vida es mucho más fácil cuando podemos trazar una línea entre los nuestros y los otros... incluso para los hombres santos.














"57 min: Stroke … pass … triangle … slide-rule pass … back-heel … tip … tap … slide-rule pass … neat triangle … neat triangle … neat tirangle … through-ball … languid stroke … flick … trap … deft touch … chest … clatter … hoof."
(Fragmento de la retransmision online en The Guardian de la final.... Posesión del Barcelona en el minuto 57)

lunes, mayo 25, 2009

CALIFORNICATION

Supongo que nadie se habrá llamado a engaño.

Bajo la superficie basta y sucia de la historia que Californication nos quiere contar, como de beatniks cegados bajo el atronador sol de la costa Oeste, se esconde la misma y tipica comedia romántica de siempre.

Dentro del canon del género, la eterna corriente del relato emerge en el momento en que el chico ya la ha cagado e intenta recuperar a la chica.

Lo demás son efectos especiales... Un poco-bastante más sexo del habitual, aderezado de una sobredosis de situaciones muy politicamente incorrectas (no todas relacionadas con el intercambio de fluidos) y salpicado de un buen número de palabras mal sonantes... pero "Californication" es un intento de envolver el mismo contenido convencional de comedia de Rock Hudson y Doris Day en un continente que apunta exactamente en la dirección contraria que la historia termina teniendo.

Caca, culo, pedo, pis... pero el Moody que interpreta David Duchovny termina mucho más cerca del imposible padre de "Los problemas crecen" que del mucho más imposible (pero realmente diferente) Neal Cassidy a quién quisiera parecerse.

No obstante, tengo que confesar que, y aunque Moody sea un hipócrita impostor que en realidad sólo quiere casarse como todos esos a los que desprecia, su impostura cínica me cae simpática.

En algún momento... bastante más de uno, por cierto... he llegado a reirme e incluso a emocionarme... porque, y después de todo, lo único que importa es llevarse a la chica. No conozco otro triunfo que se le parezca... aunque, y bien mirado, no he jugado en el Bernabeu con un equipo que le ha metido seis goles al Madrid ni tampoco he visto atacar naves en llamas más allá de Orión ni mucho menos he visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta Tannhäuser.

A este respecto, quizá debiera callarme y esperar.... Pero, y mientras espero a salir del armario como Replicante, estoy dispuesto a ver la segunda temporada... aunque, y en esto debe ser inflexible, no haya sitio en mi altar de las grandes series para "Californication".
LOS SECRETOS

No me imagino...









Mi canción favorita de Los Secretos... Me la regalo!
Guardiola según Vilá-Matas....

"Guardiola es inteligente, elegante, simpático, cordial, de buenas maneras. Representa el sentido del trabajo bien hecho. En la generación de David Trueba hay gente así. Huyen del síndrome de la caspa y del taxista nazi. Dedicación máxima al trabajo en oposición a la cultura de la jeta, tan sublimada en España. Y, además, es listo porque es valiente; si uno no se arriesga, no hace nada en la vida. Ha sabido ver que, sin esa grandeza del coraje en la búsqueda de la victoria, que no es incompatible con la lúcida visión de nuestra condición de indigente, se vive sin duda mucho peor. Está bien fracasar, es incluso elegante, pero aún lo es más el triunfo. Y es muy educado. "
SHERLOCK HOLMES

LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

Confieso que antes de escribir este post me he dado una vuelta por lo que se ha publicado en Internet sobre este libro y tengo que confesar que, y por lo leído en la mayor parte de los casos, he debido leer un libro distinto.

Como siempre se mira la paja en el ojo ajeno y se hace la vista gorda de la viga que hay en el propio, como si todavía ese episodio tan desgraciado de nuestra historia fuese una cuestión de buenos y malos. Como siempre, se examinan concienzudamente los endebles argumentos que cuestionan y se devuelve el golpe con irrebatibles planteamientos que no deberían dejar lugar a ninguna duda acerca de en qué bando se encuentra la verdad.

Y todo, seguramente, porque, en mi opinión, en el libro de Beevor hay "cera" para todos.

No soy un experto lector de bibliografía acerca de nuestra Guerra Civil, pero en el transcurrir de las páginas (muchas) que componen el libro casi siempre me ha acompañado la sensación de estar ante un relato honesto, equidistante y en el que, como no podía ser de otra forma, nadie termina de quedar bien... Es más. Y aunque mi percepción fuera interesada o equivocada, prefiero que sea así. Nadie debe salir triunfante de un episodio de esta clase porque sólo se aprende de los fracasos.

En este sentido Beevor describe un panorama nada complaciente para ninguno de los dos bandos, incluso para los neutrales, y lo hace de una forma estructurada y clara, apoyandose entoda clase de testimonios y datos que el autor engarza con su habitual maestría para narrar.

Hay sentido común en el libro de Beevor y como todo el mundo sabe el sentido común debiera ser siempre el lugar perfecto para el acuerdo en torno a un tema por encontrarse equidistante entre todos los diferentes puntos de vista al respecto.

Imprescindible.

"La veía ante sí sin ver el pañuelo blanco en sus cabellos, ni el vestido negro, ni sus ojos, ni su cara, ni sus manos, ni sus hombros... Era como si no la viera con los ojos, sino con el corazón"
(Vida y destino, Vasili Grossman)

domingo, mayo 24, 2009

FANTASMA


"Y Mijaíl Sídorovich sontió que la sensación insportable, dolorosa, de la complejidad de la vida se desvanecía.
Una vez más, como en su juventud, el mundo parecía sencillo y diáfano, claramente dividido entre los 'nuestros' y 'ellos'."
(Vida y destino, Vasili Grossman)


EL MANANTIAL

Para Ayn Rand, autora del libro en que se basa la película y del propio guión de la misma, la fuente del progreso de la humanidad son las personalidades excepcionales. Estas son las que tienen la visión, las nuevas ideas que permiten la existencia de cambios de estado y la consiguiente evolución en el tiempo de la sociedad.

"El manantial" es una película muy discursiva. Casi todos los personajes principales se expresan de forma lapidaria, manifiestan ideas con la misma facilidad con la que comentarían el estado del tiempo. Todas esas ideas van encaminadas a la ostentosa reafirmación de la propia personalidad como exclusiva forma única de existencia. Toda la historia es un continuo enfrentamiento entre perspectivas, entre modos de ver la vida, que se manfiestan en inflexibles modos de acción. En este sentido, todos los personajes se parecen. Apenas hay dobleces en ellos. Con sinceridad, casi siempre hiriente, se expresan los unos a los otros sus voluntades e intereses... Y de entre todos ellos, en una especie de darwinismo psicológico, el personaje de Howard Roark (Gary Cooper), el más especial y diferente todos, aquel en el que Rand deposita el tesoro de la más autentica de sus verdades, será quién termine dominandolos a todos y consiguiendo sus objetivos y propósitos.

Tan seguro de si mismo como el resto de personajes, Roark terminará quedandose sólo en la cima de su edificio convirtiéndose en el vencedor de un maratón de autenticidad en el que todos sus contendientes irán quedandose atrás puestos a prueba en su propia verdad por las circunstancias de la historia y por el propio Roark.

Asi, la historia se convierte en la mejor expresión de la idea que llevó a Rand a escribirla. Roark es ese ego extraordinario ante cuyo brillo todos los demás palidecen, ante cuya visión todos los demás deben inclinarse aceptando la novedad que su mente preclara propone. 

"El manantial" escoje el mundo de la arquitectura como parte de ese todo social y los diseños innovadores de Roark terminarán disolviendo las resistencias de un mundo orientado a la repetición constante de lo aceptado como correcto.

King Vidor, el director, insufla a la mecánica racionalidad de la historias que nos propone Rand una lirica emotividad muy cinematográfica, basada en los encuadres (picados, contrapicados) que sucede dentro de una puesta en escena minimal y concisa que convierte a la palabra de Rand, puesta en boca de los actores, en la verdadera protagonista de la película. Si las palabras no resultan suficientes, las imágenes donde suceden están cargadas de valor... hasta el punto de que hay mucho de la claridad expositiva del gran y buen cine mudo en algunos momentos de "El manantial" por contradictorio que pueda aparecer.

Las imágenes que Vidor construye no sólo ilustran sino que refuerzan el contenido de la historia y en este sentido, se esté o no de acuerdo con Rand y Roark,  "El manatial" es una gran película de cine con mayusculas, una buena prueba de la maestría de Vidor para contar historias y del cine como simple lenguaje de imágenes.

En cuanto a las ideas de Rand, tengo que decir que su planteamiento me resulta cuando menos discutible.

Su visión de la historia como el producto de la aparición e intervención de los grandes hombres tiene su punto de verdad. Después de todo, fue Wellington y nadie más quién decidió resistir a los franceses cerca de Waterloo a la espera de los refuerzos de Blücher, pero no es menos cierto que las personas, grandes y pequeñas, sus personalidades, son el resultado del contacto y la interacción con un entorno dentro de una historia personal. 

Los caracteres y las ideas se forjan en el contacto con los otros. Nadie aparece de la nada.

Es la propia sociedad quién forja a esas personalidades excepcionales. Las filias y las fobias, los encuentros y los desencuentros, las ilusiones y las decepciones, los aciertos y los errores, los amigos y los enemigos... Todos le debemos siempre algo a alguien.

Supongo que, por lo menos y en privado, Howard Roark lo reconoce.


















El mejor jugador del mundo....


viernes, mayo 22, 2009

THE BOAT THAT ROCKED















El guardián de Eurovisión... perdido entre su centeno.

"Uribarri declaró que Guzmán "hizo una retransmisión muy normalita, para cubrir el expediente", pero no está molesto con eso, sino con que un recién llegado a este festival "desprecie mi trabajo y mi prestigio anunciando que no va a hacer predicciones, en un claro torpedo contra mí, y luego, de 43 canciones, haga 18 durante la retransmisión, que las he contado, tres de ellas con errores garrafales"."
Más.

Errores garrafales de predicción en Eurovisión... un concepto inquietante. No se... que los moldavos voten a los rumanos o los israelitas a los alemanes, por ejemplo.

La compleja geoestrategia eurovisiva requiere finos analistas, pero esos mismos finos analista, y en virtud de esa fineza que se les presume, deben entender que todo se acaba, que a cada puerco le llega su San Martin o, y como escuché un día en el metro, que a todo San Cipriano le llega su San Martin... Grandiosa frase cuyo significado jamás llegaré a comprender en toda su intensidad simbólica.

No se por qué, pero me imaginaba que Uribarri no iba a estar contento. La indudable irremplazabilidad del ser es lo suyo...

Pasmoso... Midiendo y contando... El verdadero programa de televisión es, será, desde ahora, Uribarri viendo Eurovisón, sorteando y anotando concienzudamente todos los torpedos claramente lanzados contra él... por el San Cipriano de turno.

Presento esta sugerencia para un nuevo reality.

Morante!


jueves, mayo 21, 2009














¿Por qué todavía hay plantas que florecen en Chernobyl?

La naturaleza se proteje contra los metales pesados... Siempre hay motivos para la esperanza....
"Nuestra existencia, nuestra conciencia del yo, es arrojada en la lengua. No hemos elegido esta lengua... Desde la infancia traducimos el ser y el mundo en elementos de discurso, en limitaciones y secuencias gramaticales que ya existen y se nos imponen... El mundo se traduce para si mismo y para nosotros en unas prescripciones lexico-gramaticales prefijadas. Los intentos por romper o renegociar el contrato entre palabra y mundo, ya que no hemos tomado parte en su firma llevan, bien al autismo y al silencio de la irracionalidad o, como veremos, a la poesía. Pero sólo son intentos, condenados a un fracaso más o menos palpable por el hecho de estar organizados a su vez linguisticamente."
(Gramáticas de la creación, Geroge Steiner)

Fantástico libro que no quiero terminar de leer. Intenta responder a la pregunta de si es posible crear algo realmente diferente y nuevo o todas las novedades son simples combinatorias de elementos conocidos....

miércoles, mayo 20, 2009

Eres tú.

Es la alegría,
subiendo y bajando,
marchando a derecha e izquierda,
como un blanco dragón alado de Miyazaki,
perfilando trayectorias locas
sobre un cielo demasiado claro,
demasiado azul.

No te hagas preguntas,
probablemente la oscuridad
y las nubes, aparecerán
con sus huesudas mano secas.

No las llames.
Seguramente vendrán por sí solas,
como consecuencia inevitable
de la secreta e incomprensible mecánica
que todo lo gobierna.

Vuela.

martes, mayo 19, 2009

HOLLY COLE

Waters of march....




RICHARD CHEESE & STEPHEN HAWKING

The girl is mine...


"Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y de la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría."
(Mario Benedetti)

No se por qué, pero quiero ser honesto... Me gustaba mucho mas Benedetti antes, en aquel "antes" de hace cada vez más tiempo, que ahora, pero guardo un grato recuerdo en este "ahora" de aquellos "antes" que su poesía inspiraba cuando la eternidad se sentía sin esfuerzo, naturalmente en los jardines y en las alcobas.


RICHARD CHEESE

Personal Jesus...


"Hay muchos más bocetos y maquetas que obras; lo rechazado excede inmensamente a lo conservado y realizado. He aludido al reiterado sentimiento de frustración, de pena que el artista tiene respecto a la obra publicada o terminada; cada uno de esos componentes es la expresión inevitablemente reducida o disminuida de posibilidades más ricas y más interiores. Para el artista, cada obra maestra comunica una recurrente derrota. Atrofia con perfección aparente, pero fundamentalmente falaz, dejando tras de sí las ilimitadas intuiciones del taller inacabadas. En la creación, y desde luego éstapodría ser la diferencia cardinal con respecto a la invención, las soluciones son mendigos comparadas con la riqueza del problema"
(George Steiner, Gramáticas de la creación)

lunes, mayo 18, 2009

RICHARD CHEESE

Creep



Jesus M. Christ!
RICHARD CHEESE

Stairway to heaven...

domingo, mayo 17, 2009

"Lennie would be the first of many such murderous innocents to appear in Peckinpah's work as a writer and director. In television and movie scripts they appear again and again: child-men, unable to comprehend or fit into the complex and corrupt world that surrounds them, yet they themselves also carry the demon seed of violence, 'I think that's how Sam felt about himself,' says Marie. 'That he didn't fit in, that he wasn't quite right somehow, thet he stood apart. He was always very alone as a person, even around the people".
(If they move kill'em. The life and times of Sam Peckinpah, David Weddle.)

"Al frente de la infantería estaba el teniente Zúbarev, que antes de la guerra había estudiado canto en el conservatorio. A veces, por la noche, se acercaba con sigilo hasta las líneas alemanas y entonaba 'Oh, efluvios de la Primavera, no me despertéis' o el aria de Lenski de 'Eugenio Oneguin'.
Cuando le preguntaban qué le empujaba a subirse a un montón de cascotes para cantar, aún a riesgo de poner en peligro su propia vida, Zúbarev eludía dar una respuesta. Quizás allí, donde el hedor de los cadáveres flotaba en el aire día y noche, quería demostrar, no sólo a sí mismo y a sus camaradas sino también a los enemigos, que las fuerzas destructoras, por poderosas que fueran, nunca podrían borrar la belleza de la vida."
(Vida y destino, Vasili Grossman)


GENOVA

Sin aspavientos, sin melodrama, "Genova" nos muestra el paso del tiempo sobre unos personajes que han sido sometidos al rigor de una gran perdida. 

La madre y la esposa muere en un accidente de tráfico en el frio y nevado Illinois. Las hijas y el marido supervivientes deben continuar adelante y lo hacen cambiando el escenario, dejando atrás cualquier cosa que les recuerde a ella. El padre (Colin Firth) es un profesor universitario y gracias a una vieja amiga (Catherine Keener) surje la oportunidad de vivir y trabajar en Genova, bajo el cálido sol del Mediterráneo, que todo lo cura (o asi debería ser si uno ha leído la dósis precisa de versos de poetas griegos), durante un año... pero no es tan fácil olvidar.

En materia de emociones la distancia es relativa. No es posible dejar atrás la memoria como se deja atrás una casa. Los recuerdos siempre nos acompañan y el dolor que acarrean como un campo de fuerza que los energetiza se manifiesta de la misma manera rotunda... Pero, privados de su contexto, de la materia familiar proclive a prender como una yesca, seguramente arden con menos facilidad.

Pero hijas y padre descubrirán que no es tan fácil olvidar... afortunadamente no debe ser asi tanto para bien como para mal...  y no lo es aunque sólo sea para hacer honor al irrecuperable tiempo vivido al lado de esa persona, para hacerlo valer en toda su intensidad de tiempo aprovechado y vivido.

El pasado y el vacío que muestra esa ausencia se harán constantemente presentes y los tres acabarán perdidos en su propio laberinto de dolor y emociones. Un laberinto que adopta la forma de las estrechas callejuelas y callejones del casco viejo de la ciudad ligur donde viven.

Pero será la hija pequeña, que se siente radicalmente culpable de la desaparición de la madre, quién más perdida se encontrará.

Pronto empezará a imaginar, quizá a ver, a la madre... Su fantasma le ha seguido hasta Genova para abrazarla, tranquilizarla y guiarla fuera de ese laberinto. 

Y esa salvación será la de los tres en un emocionante final.

Lo mejor que puede hacer por nosotros la memoria es salvarnos pudiendo siempre hacer lo contrario.... perdernos.

Maravillosa.

sábado, mayo 16, 2009

ANGELES Y DEMONIOS

Al tratarse de un lenguaje basado en la yuxtaposición de imágenes, el cine puede tener su interés en el significado que el espectador deduce de esa sucesión y/o en el contenido que esas imágenes muestran. Y si nos centramos en este último aspecto, ese interes puede estar en el significado de esas imágenes, siempre asociado a una historia, o simplemente en el interés que tienen esas imágenes por si mismas, por el interés que tienen para los ojos que las contemplan al mostrar aspectos de una realidad que por cualquier motivo, confesable o no, nos resulta atractiva.

Debo decir que el principal atractivo que para mi ha tenido "Angeles y demonios" es la sensación de estar metiendo la cabeza por debajo de las faldas de El Vaticano. No se hasta que punto será todo real, pero lo cierto es que "Angeles y demonios" ha complacido al cotilla que llevo dentro.

Entrar en un cónclave y conocer su funcionamiento, pasear los marmóreos y lujosos pasillos de la residencia papal, husmear en las grutas ocultas bajo la iglesia de San Pedro o en los ultramodernos archivos secretos de la iglesia, asistir al entierro de un papa, ... Lo confieso. Todo eso me ha molado y ha permitido que la absurda ginkana que Robert Langdon, su protagonista, juega por todas las iglesias de Roma no me irrite más de lo necesario. 

Colombo habría tardado menos en descubrirlo todo. Le hubiera bastado una conversación de diez minutos con el malvado.

EL ESPÍA

La historia que nos cuenta la película está basada en hechos reales.

Durante más de veinte años, Robert Hanssen, un alto funcionario de la inteligencia norteamericana, estuvo vendiendo secretos de su gobierno primero a los soviéticos y luego a los rusos. Si mal no recuerdo, su detención fue uno de los primeros escándalos del primer mandato de George Bush.

"El espía" nos cuenta los últimos días de Robert Hanssen (un extraordinario Chris Cooper) a través de los ojos del agente O'Neill (Ryan Philippe) que, como muestra la película, fue decisivo a la hora de atraparlo.

Por encima de todo, "El espía" se centra en el enfrentamiento entre dos personalidades. La complejidad del eternamente desconfiado Hanssen. Su carácter duro cada vez más erosionado por los años de exposición al riesgo de ser atrapado, el hecho de que sus firmes creencias religiosas se combinen con sus traiciones y perversiones sexuales, le convierten en una bomba de relojería que constantemente está a punto de explotar en la cara de O'Neill.... Pero también hacen de él un magnífico aunque volátil rival que su antagonista deberá enfrentar con más voluntad que experiencia, convirtiendo los rigores de ese enfrentamiento en una especie de camino iniciático en el que O'Neill descubrirá aspectos esenciales de si mismo. 

Poco a poco, la cada vez más manifiesta debilidad de Hanssen irá convirtiendose en la fuerza de O'Neill, quién irá descubriendo la tremenda complejidad de un hombre que seguramente también es un misterio para sí mismo.

Magnífica.

viernes, mayo 15, 2009

EL GORRILLA

Flipante.... Aun no se en qué sentido ni dirección...

ACROSS THE UNIVERSE

No me dice mucho la adaptación cinematográfica de esta comedia musical basada en las canciones de los Beatles... Ni siquiera algo... Entre otras cosas porque, y si decidiera tomarme en serio su retrato de toda una época y de una generación, ya existe Hair, musical y película, como sujeto paciente de interminablemente odiosas comparaciones.

De todos modos, "Across the universe" se deja ver con agrado. Como se suele decir, su factura es impecable, suenan las canciones de los Beatles por todo lo largo de la película y hay divertidos cameos de Joe Cocker, Bono y Eddie Izzard... 

Menos da una piedra.

Y la década de los sesenta y principios de los setenta convertidas en un parque temático para nuestra aburrida opulencia necesitada de nuevas sensaciones, de nuevas historias. Un negocio boyante donde todos los días, a las seis y a las ocho de la tarde, disparan en el cuello a Martin Luther King.

jueves, mayo 14, 2009

COWBOY JUNKIES

200 more miles...






Algun periódico califica como indigna la pitada de las aficiones bilbaína y barcelonista al himno nacional, pero, y la verdad, no se qué es más indigno. La gamberrada de los pitidos y abucheos o el hecho de que la televisión española prive a su público de la posibilidad de escucharla. No se qué es peor y, a más a más, este pais no tendrá solución mientras no se coloquen al mismo nivel ambas cosas.
Me parece increíble que a estas alturas de la película andemos con esta clase de infantiles remilgos franquistas. Como si cerrarnos los ojos a esa realidad, automáticamente impidiera su existencia real y resolviera el problema.
¡Tremendo!
Una de las mejores cosas que hace "La pelota vasca", la película de Julio Medem, es sacar a la luz una parte del problema, la otra, porque nadie nunca tiene el 100% de la verdad y lo que es cierto es que dentro de España hay gente que no se siente española.
¿Qué hacemos con ellos?
Ocultar su presencia, siquiera manifiestada en forma de abucheos y silbidos, no nos resuelve el problema.
Seguirán existiendo.
Levantandose todos los dias en un país llamado Cataluña o Euszkadi y no en España.
Podemos seguir viviendo como si nada sucediera, como si estuvieran del todo equivocados y la verdad sobre el tema por completo nos perteneciera... Hacer exactamente lo que ahora estamos haciendo.
Cuando todos pensamos mas o menos lo mismo no tiene ningún mérito ser un demócrata.

miércoles, mayo 13, 2009



















ANTONIO VEGA

Al final se trata de cerrar el circulo, de regresar a esa extraña y misteriosa ninguna parte de la que todos hemos venido.

Allí, donde se juntan el todo con la nada, hay lugar para un dios y también para para un vacío que va más allá de la nada, para la absoluta inconsciencia atemporal que es pura inexistencia.

Nadie tiene ni puta idea de lo que hay más allá del último latido y el grado en que uno esté seguro de la realidad de aquello que se va a encontrar al final de ese pequeño viaje, que dura lo que tarda en desvanecerse el eco del último latido del corazón, equivale al grado de la propia locura.

No tenemos más que suposiciones, convicciones y fes varias para poner sobre la mesa de nuestra incertidumbre, de nuestro desconcierto ante la inevitable limitación de nuestro existir.

Antonio Vega ya lo sabe... o no.

Y es una lastima que no pueda componernos una de sus suaves y delicadas canciones, que nunca han dejado de saberme a visillos agitados por el viento, para arrojarnos un poco de su hermosa y maldita oscuridad al respecto.
















Es una burla del destino que la persona que acierta el imposible Euromillón tenga miedo de ser despedida y se presente al trabajo al día siguiente.
Sencillamente intolerable.
Una burla para todos los que sueñan con un mundo mejor... el suyo propio, claro.
Un desplante chusco para todos aquellos que se consuelan (tocandose o sin tocarse) en los peores momentos pensando en todo lo que harían con esa enorme inmensidad de dinero... Principalmente, usarlo para resolver todos esos problemas que precisamente les hacen desearlo o, dicho de otra forma, usarlo para excavar un tunel que permita la evasión del campo de concentración en que se ha convertido la propia vida.
Es no entender de qué van las cosas.
Si te tocan ciente veinticinco millones de euros es el trabajo el que tiene que ir a verte, el que tiene que tener miedo de que tú eches... Pongamos un poco de sentido común en todo este desorden.
Aquel que recibe ese imposible guiño del destino tiene una inmensa responsabilidad social. Sus obligaciones representativas son las mismas que las de un un monarca constitucional. Debe hacer todo aquello que se supone correcto.
Comprar el atletico de madrid y ponerse a entrenarlo, sacar las tarjetas de crédito y seducir a Elsa Pataky, hacer que el director de tu sucursal bancaria haga girar una pelota de playa sobre su nariz subido a la mesa de su despacho y, por supuesto, no presentarse al día siguiente en el lugar habitual de trabajo... Entre otras cosas porque, y del mismo modo que al Geoffrey Firmin que protagoniza el libro "Bajo el volcán", la noche anterior quizas te haya llevado tan lejos que te sea imposible regresar a tiempo para cumplir con todas esas muchas cosas que puntualmete sonando a su hora formaban aquel despreciable "ti mismo" del que soñabas con escapar.
Está claro que para todo hay que valer, incluso para acertar el euromillón.
¿Es que ya nada funciona en este país?
THE TRINITY

Season of the witch....

HISTORIAS

En alguna parte del libro de George Steiner que estoy leyendo con verdadero placer (aunque sin tocarme) hay un entrecomillado del propio Shakespeare en el que el geniar artista describe su arte como, si mal no recuerdo, "vestir palabras viejas en nuevo modo es todo mi arte".
Y lo más gracioso es que es verdad. La práctica totalidad de la obra Shakesperiana recrea viejos cuentos y leyendas medievales, sucedidos históricos, que formaban parte del acerbo popular.
Soy de la opinión de que siempre nos contamos los unos a los otros las mismas historias. Lo diferencial es la combinatoria de las diferentes piezas y, sobre todo, el punto de vista, la mirada de aquel que la cuenta. No soy un experto en Shakespeare, no fumo en pipa ni llevo chaquetas de tweed debajo de mi camisa sudada, pero, si algo tengo claro es que lo diferencial es el modo en que el maestro de Strafford upon Avon nos cuenta las historias.
La interpretación que el talento de un creador hace de las mismas preguntas, el modo en que responde las mismas respuestas sobre la vida y el sentido que esa extraña fiera jeroglífica con un ego enorme llamado ser humano se da a sí mismo y lo que le rodea es lo diferencial.
Lo importante es el camino, la narración.
El final de las historias siempre es secundario.
Ya lo sabemos.
Todos acabamos muertos.
Lo importante es el modo en que uno narra su propia historia, el modo en que la cuenta cada minuto de su existencia.
Y no hay nada que más me guste en el mundo que una historia bien contada.
SOWETO STRING QUARTET

Mbayi mbayi...




martes, mayo 12, 2009

KING CURTIS

Memphis Soul Stew...






About half a teacup of... base!

lunes, mayo 11, 2009











COPA
Me gusta el modo en que la hinchada del Athletic de Bilbao está preparando la próxima final de Copa.

A la inglesa, arropando a los chavales, despidiéndoles en el aeropuerto, literalmente besándoles y abrazándoles antes de marchar a Wembley, a la gran ciudad, para enfrentrarse al gran equipo con todo lo que ésto significa... La gran prueba para la solidez de ese grupo que forman equipo y afición.

Por que, y al final, todos visten la misma camiseta.

Sólo que mientras unos se la ponen para salir al campo, otros lo hacen para salir a la grada y como en las más grandes historias de amor, esas que nunca nos pasan, el uno sin el otro no son nada después de todo.

Diecinueve mil personas fueron al último entrenamiento en San Mamés.

Parecía un partido oficial.

Las puertas estaban abiertas, los corazones también... Mucho tengo que equivocarme, pero serán un magnífico rival para el Barsa.

Por este tipo de cosas el fútbol es tan grande, no por el engominado peinado de Cristtiano Ronaldo y su calidad cientificamente dosificada.

Por este tipo de cosas es por las que más me preocupa estar en lo cierto.
STAR TREK (2009)


Hay una lectura gótica del espacio profundo... Una inmensa e interminable extensión de oscuridad por la que vagar como un holandés errante en busca de la redención.

En este sentido, el espacio es como el mar. Un lugar en el que desaparecer sin dejar rastro con la personal e intransferible carga de la propia maldición, pero también un lugar donde, de cuando en cuando, topar con aquellos que han decidido desaparecer.

Pero, y también por su propia condición de inabarcable, el espacio también es el perfecto lugar para topar con lo extraordinario, con lo inexplicable y misterioso. En su insondable profundidad precisamente hay lugar para todo, incluso para aquello que va más allá de la propia imaginación.

Ese era el principal atractivo de Star Trek como serie.

Para Gene Roddenberry, su creador, el espacio era la última frontera, un mágico lugar donde convergen las sombras de lo gótico con el destello vital de la aventura, William Hope Hodgson o H. P. Lovecraft con Emilio Salgari o Zane Grey... Y ahora, el genio televisivo J.J. Abrams, responsable de la revisión y tuneado de la interminable saga, intenta enlazar con ese espíritu de la aventura romántica en toda la extensión de la palabra.

En este sentido, el comienzo de la película resulta fascinante. La nave romulana emergiendo del vórtice espacio temporal como un enorme kraken que extiende sus tentáculos como un aviso de peligro para la nave de la federación y un villano, el capitán Nero, que la gobierna recordándonos a perdidos personajes de Josepn Conrad o Robert Louis Stevenson o Julio Verne que vagan perdidos en su propio laberinto y en busca de la liberación por las interminable extensión del continuo espacio temporal.

La propuesta es fantástica, pero, y en cuanto aparecen los adolescentes Kirk y Spock, uno se encuentra de pronto sumido en la decepción ante una historia que abandona lo mejor de si misma para darnos una convencional e iniciática trama de personajes adolescentes en busca de sí mismos, de su sentido, resultando todo demasiado convencional, oliendo a cientos de historias parecidas en la que el joven nos demuestra lo equivocado que está el mundo con respecto a él. Kirk y Spock se convierten en rebeldes que tienen una causa que en un principio no resulta tan aparente para los adultos que les rodean... El mismo rollo de siempre...

No obstante, la película resulta entretenida... si uno consigue superar esa decepción. Abrams tiene talento para contar historias y la película muestra en todo momento el dinero que ha costado. Resulta espectacular en alguna de sus escenas, pero, eso sí, un espectáculo desprovisto de la oscura magia que prometía mostrarnos.

Aunque, y pese a todo, mi voto personal es claro: la nave insignia de la flota estelar no debería estar en manos de un adolescente...

domingo, mayo 10, 2009

"Para Petrarca las ficciones son legítimas, esenciales para el descubrimiento de las verdades en los avatares y el comportamiento de los hombres, las que validan el uso general de lo ficticio o de lo fingido en la comunicación de la veritas.... El ingemium del artista que nos muestra formas imaginadas y miméticas, que hace que la materia signifique, la capacidad de las artes y la laiteratura para producir simbolos, otorgan a la ficción una figura veritatis, una figura y una figuración de la verdad."
(Gramáticas de la creación, George Steiner)
THE WIZ

Poppy girls...


viernes, mayo 08, 2009

RUDO Y CURSI

Producida por tres grandes del moderno cine mejicano, Alfonso Cuarón, Alejándro González Iñárritu y Guillero del Toro, y dirigida por Carlos Cuarón ("Y tu mamá también"), "Rudo y Cursi" es la tragicomedia del ascenso y caída de dos "pelados" con el fútbol como telón de fondo.

Gael García Bernal y Diego Luna interpretan respectivamente a los hermanos Tato y Beto Verdusco, dos trabajadores de una hacienda platanera cuya suerte un día cambia al ser descubiertos en sus talentos futbolísticos por un pícaro representante de origen argentino.

El viaje de Tato y Beto a la gran ciudad no sólo tiene interés por sí mismo sino también por el paisaje donde sucede, la sociedad mejicana que se nos muestra en toda su rica y contradictoria complejidad exhuberante desde los lugares más bajos hasta los más altos de la misma. En ella, hay lugar para el drama del Indio Fernández, para los plastificados sentimientos de las telenovelas, para el blanco simplismo del Chavo del Ocho, la loca violencia de Robert Rodriguez o el lujo hortera de Galavisión y todos esos mundos se nos van apareciendo por separado o de forma conjunta, muchas veces sin solución de continuidad en lo que termina resultando un fascinante retablo de las maravillas en el que Tato y Beto intentan encontrar un lugar.

Quizá la parte más floja sea aquella en la que el futbol se convierte en clave desde la que se deduce el sentido del destino de los dos hermanos Verdusco. Para mi gusto, no termina de cumplir su cometido, de enlazar con el core emocional de la historia convirtiéndose en metáfora. En algunos momentos, las reflexiones en off del pícaro representante son demasiado colaterales, podían haber dado más de sí, conociendo a los argentinos y su manera de enlazar el discurso del fútbol con el discurso de la vida, pero tampoco estorban demasiado.

En definitiva, Tato y Beto se convierten en una magnífica ocasión para generar negocio, para generar dinero en todo el codicioso y corrupto entorno que surje a su alrededor y así sucede mientras dura, y las desestructuradas aspiraciones de los dos hermanos no terminan por comprometerlo todo. De algún modo, y convertidos en una suerte de pacomartinezsorias mejicanos, la ciudad no termina de ser para ellos. Sólo son el enésimo alimento para una mquinaria que constantemente necesita nueva carne fresca para perpetuarse.

Tiene su gracia "Rudo y Cursi".




jueves, mayo 07, 2009

Gripe Porcina.

Leo en Internet que en el 2010 un tercio de la humanidad podría resultar infectada y que el virus podría mutar a una variante mucho más feroz... o no. Como otros tantos organismos potencialmente peligrosos siempre puede darse el caso de que pueda mutar para mal. En este caso, el virus de la gripe porcina no es muy diferente a otros tantos como por ejemplo el anthrax. Pero lo importante no es la peligrosa posibilidad de mutación que siempre está ahí, como un siniestro euromillón que se juega cada segundo.

Lo importante es la posibilidad de ese titular y la necesidad de su catastrofista orientación.

Tenemos que estar informados. Es cierto. Pero, y fundamentalmente, tenemos que estar informados de todo lo malo que nos puede pasar. A la hora del viajar importa tanto la idoneidad del lugar como los riesgos que corremos, como si la humanidad entera sufriera una melancólica tentación por el apocalipsis de cuya existencia los titulares de los medios de comunicación son inequívoco sintoma.

Siempre puede pasar lo peor. Debemos estar preparados para la más desastrosa de las posibilidades.

Tentación del apocalipsis.

Depresiva delectación por la desgracia revestida siempre en preocupación por todos los riesgos. Los mayores espacios de información siempre dedicados a la peor de las consecuencias.

Nunca es noticia que el virus de la gripe porcina o de la gripe aviar puedan dejar de mutar. Sólo es noticia la amenaza, la posibilidad de que puedan hacerlo, como si no pudiéramos vivir demasiado alejados de la sombra de una siniestra amenaza.

Como los psicópatas, que desean siempre ser atrapados por el resultado de sus obras, quizá la humanidad, de forma inconsciente, reflejara en esa constante tentación del apocalipsis un sentimiento de culpabilidad cuya carga emocional, por desplazamiento, se muestra en forma de sensación de inseguridad ante una continua amenaza que jamás cesa.

Los medios se convierten en el mecanismo que vehicula ese sintoma.

¿Cómo es posible que la ira de todos esos cielos, de todos esos dioses, en los que creemos (o no) aún no haya caído sobre nosotros?

El animal que llevamos dentro y que es mucho más viejo que nuestra parte consciente y racional echa de menos la némesis encarnada en un predador. Siempre lo busca en todas las partes y en todas las situaciones, acechando, dispuesto a devorarlo cuando menos lo espera. No puede vivir sin él.
GEORGE FORMBY

When i'm cleaning windows...



Ninguna mujer que se precie de serlo puede resistir la magia de un buen ukelele...



... Ni ningún hombre a la magia de un buen banjo.

God only knows!












SEMIFINAL

Los grandes entrenadores también deben saber motivar a sus jugadores.

No soy antropólogo, pero, seguramente, en el origen del deporte está la canalización de la violencia intrínseca a toda sociedad por mecanismos y caminos que permitieran continuar con la altruista construcción de ese grupo vehiculizando los inevitables roces y fricciones entre egoismos. Por eso, el deporte y la violencia siempre están demasiado cerca. Todos los que hacemos deporte a un nivel u otro sabemos que siempre hay un componente de lucha, de enfrentamiento con el otro en busca de su superación y de la consiguiente victoria. Juegues a lo que juegues, siempre encontrarás enfrente de ti a un rival al que debes superar por fuerza, habilidad y carácter, o por una combinación exitosa de cualquiera de esos tres aspectos.

Y para la lucha siempre es importante la motivación, la arenga del general a sus soldados como la oración funebre que Pericles dedicó a los atenienses caídos que el historiador Tucidides decidió contarnos en su "Historia de la Guerra del Peloponeso". Salvando las distancias, un entrenador tiene ese componente aglutinador y motivador de las voluntades tanto por sus acciones como por sus palabras. Y en ese sentido, el futbol está lleno de grandes entrenadores con grandes discursos en el momento de la arenga final.

Las palabras de Guardiola a sus chicos antes de comenzar la segunda parte de una semifinal que perdían por un gol pasará a la historía, por lo menos a la mía.

Tenemos que ser fieles a nosotros mismos. Tenemos que seguir jugando, tocando, asociándonos, ... Si no ganamos es que no estaba escrito que hoy debiéramos ganar. Pero si lo hacemos, lo habremos hecho porque hemos creído en nosotros mismos hasta el final....

Guardiola es un gran tipo.

Siempre tiene grandes palabras y éso es porque tiene grandes cosas en la cabeza.

No hay más que ver a su equipo sobre el campo.

Los pequeños siguieron tocando y tocando, asociándose y asociándose, intentando escalar el Himalaya muscular de los jugadores del Chelsea. Parecía que no... pero, en el último minuto del último instante, el trallazo de Iniesta.

El gol soñado entrando imparable por la escuadra.

El éxtasis del gol, de haber podido... La magia emergiendo como la espuma de un oceáno de sudor, voluntad y esfuerzo.

Pero también la lección moral, el ejemplo para la vida, que tan grande hace al deporte.

Enhorabuena Barcelona!

miércoles, mayo 06, 2009

THE SHIELD


No he hablado mucho de The Shield... y eso que puntualmente he devorado sus seis temporadas en cuanto he tenido la menor ocasión.

La serie cuenta las historias de los policias destinados en The Barn, una de las comisarías mas conflictivas de la ciudad de Los Angeles. Pero sobre todo ha acabado centrada en las peripecias, no siempre muy decentes, del Grupo de Asalto comandado por el duro y ambivalente Vic Mackey.

El Grupo de Asalto es una unidad especial que combate la violencia entre bandas y los hombres de Mackey siempre están metidos hasta el cuello en incidentes violentos entre grupos rivales. Esa continua lucha ha hecho que para los policias del Grupo de Asalto la línea que separa el bien del mal se difumine.

Los dos pies de Mackie nunca están en el mismo lado de la línea. En algunas ocasiones porque, para Mackie, el fin justifica los medios y está dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de resolver un problema... y las que garantizan una solución rápida y eficaz no siempre son muy legales. En otras, porque la humana condición de Mackie no está libre de tentaciones y mucho menos de caer en ellas.

El resultado es una trama de causas, azares y deudas que ha acabado con el Grupo de Asalto mucho más lejos, y desde el lado del mal, de la línea que separa a los buenos de los malos. Y en la sexta temporada las cosas empiezan a ser insostenibles.

The Shield es un de las mejores series de policías que se han hecho nunca. Su estilo es directo, casi documental, casi siempre con encuadres apurados, vibrantes, rápidos y su fondo está a la altura de la forma.

No hay retórica ni rodeos en The Shield.

Las calles que pisan Mackey y sus hombres respiran un presente acuciante y escaso que puede terminar en cualquier momento.


martes, mayo 05, 2009

THE WIZ

What would i do if i could feel, Nipsey Russell..



Me encanta esta canción!
INOLVIDABLE

Patty La Belle and the Sesame Street freaks...



Easy as a pie!










EL DÍA QUE CAMBIÓ LA HISTORIA

... del fútbol.

"Los funerales por el mejor equipo que ha visto Italia y uno de los mejores que ha visto el mundo congregaron a un millón de personas en Turín. En ese momento, a falta de cuatro jornadas, el Gran Torino llevaba cuatro puntos de ventaja al Inter. Los demás equipos decidieron alinear a los juveniles, como se vio obligado a hacer el Torino, el resto de la temporada. Ése fue el scudetto póstumo."
(Enric González)

Leer más.
THE INTERNATIONAL

Un clavo saca otro clavo.

Un agente de la interpol (Clive Owen) y una agente de la oficina del fiscal de Nueva York (Naomi Watts) se enfrentan al inmenso poder omnímodo de un banco internacional cuyo alargado brazo alcanza los más apartados lugares de las alcantarillas mundiales.

"The international" es un thriller con todas las de la ley. Trama interesante, secuencias de acción bien resueltas, buenas interpretaciones, un cierto suspense, algún que otro giro inesperado, .... Una de esas películas que no decepciona y que siempre apetece ver.

Además, aporta una cierta originalidad que está llena de interés. En este tipo de historias siempre hay un héroe individual que se enfrenta a solas al poder de esa organización. La necesidad de hacer justicia le impulsa. Se convierte en un medio, un fin o las dos cosas. Pero en "The International" esa justicia ya no es posible por la acción única del héroe. Ahora, en el siglo XXI hacen falta aliados cuyos intereses puedan servirse de la misión en que se encuentra el protagonista. Ambos salen beneficiados, el aliado elimina a un competidor y el héroe hace la justicia que tanto ha buscado.

El mensaje de "The international" es cinico y nihilista.

Si alguna vez lo ha sido, ahora, menos que nunca, la justicia ya no es posible por si misma, sino como parte de un juego de intereses mayor en el que la moral es sólo una variable más a considerar... y no precisamente de las más relevantes, aunque para nuestro héroe sea la principal razón de su existir como personaje en una trama que sólo y siempre le ha necesitado únicamente como peón.

En ese aspecto, me recuerda a los policías de "The wire" constantemente enfrentados a una realidad infraestructural que rige la vida de la ciudad. Una realidad que nada tiene que ver con los discursos superestructurales basados en la moralidad y la justicia y que está basada en la costante fricción de los intereses, en el conflicto y la asociación en busca del mayor beneficio posible sin mirar hacia arriba (al mundo perfecto de las ideas), sin mirar hacia atrás (a los humillados y los ofendidos).

Los garantes de esa moralidad y esa justicia que, sin embargo, todas las mañanas hay que publicar para que la sociedad siga en marcha, de algún modo, como nuestro héroe al final de la película, siempre se sienten burlados.

Un clavo saca otro clavo.

Interesante.

lunes, mayo 04, 2009

INOLVIDABLE

The shield... Sexta temporada...

Sutil.
Como un gato.

Bailando la música del silencio,
lentamente,
reflejando en el entregado espacio
de su piel desnuda,
como en un espejo de perdición,
todo el deseo del mundo
concentrado en un único punto,
el de la mirada que observa,
que se proyecta como un disparo
desde el otro lado de la penumbra.

domingo, mayo 03, 2009

BOCHINI

"En 1986, ya con 32 años, Maradona exigió que su ídolo fuera convocado. Y Bilardo dejó que Bochini jugara los últimos cinco minutos contra Bélgica. Cuando El Bocha saltó al césped, El Pelusa le rindió honores. Hay dos versiones de la frase con que le dio la bienvenida. Según una, Maradona dijo: "Dibuje, maestro". Según otra, Maradona dijo: "Pase, maestro; estábamos esperándole". Ése fue el final de la carrera internacional de Bochini, que en 1976 marcó a Peñarol un gol muy parecido al célebre gol que Maradona marcó a Inglaterra."
(Enric González)

Leer más.




"Un buen amigo me pasó la cuarta temporada de The wire (nada de descargas: producto legal) y, si no me exige que se la devuelva ya, la veré por segunda vez. Me manejo pasablemente en inglés, pero tengo que acudir a los subtítulos; conozco Baltimore, pero se me escapan muchas de las referencias; permanezco concentrado ante la pantalla, pero me pierdo algunos detalles de la trama, endiabladamente sutil. Me parece una de las mejores series de todos los tiempos, una auténtica obra maestra. "
(Enric González)



Amen!

Es una pena que ya no pueda volver a ver por primera vez ninguna de sus cinco temporadas...
DAVID BYRNE

Everything that happens will happen today....


MICHAEL CLAYTON

En algún momento, durante la película, todos los personajes principales de este "thriller" se miran al espejo. A veces les gusta, a veces no y casi siempre no saben qué están mirando... hasta que subitamente se descubren.

Estos momentos me parecen esenciales, porque Michael Clayton es una película sobre la conciencia, sobre el hecho de mirarse... y de repente ver.

Toda la relativamente compleja trama gira en torno al desagradable descubrimiento de uno mismo convertido en un otro, sobre la necesidad de dejar de ser y buscar otro camino en el que encontrarse en el espejo un reflejo más amable.

Las decisiones que vamos tomando a lo largo de nuestra vida quizá terminan apartándonos de aquel que debiéramos ser. Nos convierten en pequeños o grandes monstruos que un día se nos aparecen a la terrible luz de la implacable conciencia de uno mismo, de su deber ser.

Arthur Edens, un implacable abogado de Nueva York, sufre ese negro deslumbramiento cuando ya no puede soportar más el contacto con la verdad del mal que está haciendo. La empresa cuyos intereses ha venido defendiebdo durante años es responsable de un herbicida asesino. 

Y por obra de ese descubrimiento, Edens, magnificamente interpretado por el estupendo Tom Wilkinson, empieza a ser disfuncional como peón en el geométrico tablero del juego de intereses que durante años ha venido jugando.

Para resolver las inconsistencias y vibraciones que el comportamiento de Edens empieza a producir, el bufete recurre a Michael Clayton (George Clooney), una especie de Señor Lobo que limpia, pule y abrillanta todos esos desordenes que se producen en la frontera entre el bien y el mal.

El descontrolado Edens se convertirá en un problema que Clayton no podrá manejar, porque la llamada a la conciencia que desesperadamente aquel le reclama encontrará, como no podía ser de otra forma, ecos de conformidad en la conciencia que Clayton tiene de su propia vida y de sí mismo.

"Michael Clayton" es una película de guionista, y se nota en la solidez de la historia y de los personajes. 

Supone el debut como director de Tony Gilroy y el resultado es brillante.

2-6

No podía ser de otra forma.

El mejor Barça de la historia hizo lo que tenía que hacer. En una espectacular tarde de fútbol sentenció la liga masacrando a su máximo rival en su propio campo.

Ya nada se puede objetar. Todos los que vieron el partido lo saben.

El deporte tiene estas cosas. No sólo como pasó en la final del mundial de rugby de 1995 se convierte en el más importante vehículo de emociones que van más allá de lo físico y que tienen que ver con una trascendencia casi religiosa, y desde luego pagana, sino que también enfrenta a los contendientes con las propias limitaciones, que fue el caso del Real Madrid... Y en el caso de no haberlas, como fue el caso del Barcelona, proyecta al ganador hacia el cielo de la victoria como un ruidoso cohete disparado a discrección por un loco hacia las estrellas.

El juego del Barcelona fue espectacular. En todo momento el balón fue suyo de la mano de un Xavi, un Iniesta y un Piqué absolutamente imperiales. Balón que administraban con inteligencia, moviéndolo constantemente hacia los lugares donde más daño hacía a la defensa del Real Madrid, buscando con paciencia a unos ejecutores, Henry y Messi, que jamás tardaban más de tres pases en enencontrar. Así, y casi siempre que llegaba, el Barcelona fue letal. Hasta el punto que, de no ser por Casillas, el único jugador del Real Madrid que podría jugar en el actual Barcelona, la derrota podría haber tenido colosales dimensiones históricas de derrota humillante... Y eso que con estos seis goles ya la tiene.

El loco esfuerzo del Madrid mantuvo la duda quince minutos, pero enseguida, y por puro peso específico de talento y jugadores, la balanza se decantó del lado barcelonista que llegaba casi sin esfuerzo al área de Casillas.

Frente a los barcelonistas el Madrid puso sobre el terreno de juego una loca apelación a la épica que se vió incrementada por el gol de Higuaín que abrió el marcador. Para mi gusto, lo peor que pudo pasarle al Madrid fue marcar ese gol que le reafirmó en una estrategia que no era otra cosa que un juego de la ruleta rusa con las seis balas cargadas en el tambor del revolver.

Es difícil jugar contra el Barcelona, quitarle el balón, plantarle cara, especialmente si el equipo quiere y anoche quería. Deseaba sentenciar la liga en el campo del más directo rival. Pero el Real Madrid quizá optó por la peor de las opciones posibles.

Unos pocos días antes, el viejo zorro de Guus Hiddink había conseguido que su Chelsea saliera vivo del Nou Camp poblando el centro del campo de primeros guerreros como Ballack, Essien, Lampard y Obi Mikel. Pero el Madrid se presentó con un centro del campo en inferioridad numérica ante el talento del Barcelona. Ni Robben ni Marcelo prestaron el necesario apoyo a los solitarios Gago y Diarra, una vez que se proyectaban en ataque, para intentar recuperar el balón. Ni Raul, perdido en la trampa de su propia mentira, bajó a apoyar a sus centrocampistas.

Así, la presión del Madrid fue inútil. Los jugadores blancos se vaciaron persiguiendo el balón y a los jugadores del Barcelona por todo el campo. 

El equipo enseguida se rompió, se descompensó.

El resultado fue que el cesped del Bernabeu se convirtió en un territorio sobre el que los arquitectos del Barcelona trazaban con tiralíneas sus precisos pases mortales.

El resultado fue una de las derrotas más humillantes de toda la historia del Real Madrid, una derrota que debería hacer pensar a los madridistas en las razones de la distancia que les separa de los grandes equipos europeos.

Felicidades, Barcelona!

viernes, mayo 01, 2009

EL FACTOR HUMANO

A veces la realidad es tan increíble que parece ficción.

En "El factor humano", John Carlin, su autor, nos cuenta el modo en que Nelson Mandela se encargó de generar la nueva Sudáfrica usando el campeonato del mundo de rugby celebrado en 1995 como momento culminante.

Tras más de un cuarto de siglo entre rejas, lo único que Mandela no tiene para sus carceleros es odio. Todo lo contrario. Con una sonrisa, y la palabra justa que cada preciso momento necesita, está dispuesto a apelar a los corazones de todos los afrikaaners, empezando por sus líderes y terminando con el último habitante del rincón mas reaccionario de la república austral.

Poco a poco, reunión tras reunión, fue ganándose a toda la cúpula política del gobierno sudafricano. Hábil estratega, mediante su sonrisa siempre dispuesta y la mano siempre tendida les ofreció una salida al mismo tiempo que se encargó de disipar todos sus miedos, el mayor de ellos era acabar lanzados al mar por las masas negras a quienes durante tanto tiempo les habían negado la condición humana.

Pero también tuvo que ganarse a los de su propia raza. Ante ellos se encargó de generar un retrato del oponente blanco, de conferirles una imagen humana encontrando algo bueno en ellos y elevarlo a la enésima potencia. Analizando la situación siempre desde el lado humano y poniendo toda su vida pasada en la lucha en la balanza cuando fue necesario, porque sus palabras no terminaban de funcionar.

Y todo, la visión, la estrategia, los tiempos y los ritmos son sólo suyos.

Sobre la espalda de este anciano expresidiario descansaba un constructivo futuro para su país y el viejo tenía un plan. El periodista John Carlin nos lo cuenta.

No parece real el Mandela de John Carlin y sin embargo lo es. En youtube puedes verle vistiendo la camiseta verde de los Springbok, saludando a un público de blancos y negros que asistían a la final de un deporte que hasta hacía apenas diez años sólo era para blancos y era odiado por los negros.

Todo el trabajo de Mandela necesitaba de un momento cumbre, de una catarsis en que lo emocional saliera y fue esa final de 1995 el momento culminante de su obra... Y todo pendiendo de un hilo, porque el equipo sudafricano se enfrentaba a la mejor selección de la historia del rugby y, en ella, comenzaba a despuntar, el que ha sido el mejor jugador de la historia de este deporte Jonah Lomu. Y todo tras dos prórrogas de diez minutos, en un partido sin ensayos y con la ruptura definitiva a cuatro minutos del final... Los titulares de la prensa local hablaban de los boks enfrentados al Himalaya neozelandés... Pero se ganó. 

El circulo se cerró.

Era un equipo, era un país.

La leyenda nunca fue tan real.

Las páginas de "El factor humano" de John Carlin lo demuestran.



"People should focus on the fact that it was a good game played with honour..."