domingo, enero 30, 2011

SINIESTRO TOTAL

Quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos?





Maravilloso concierto de los Siniestro en la sala Joy Eslava.
Tras un inicio country rock (el último disco es asi, qué se le va a hacer), que fue de más a menos, llegaron los viejos himnos para recordarnos a todos los que estábamos allí y que pasamos de los 40, ampliamente o no, que todavía somos nuevos.
Y después de todos los peligros que nos acecharon y aun nos acechan como comanches en el Valle de la Muerte, hemos vivido lo suficiente como para llegar esa barra sin saber todavía una maldita respuesta... empezando por las que se plantean en esta inolvidable canción.
¿No es como para estar satisfecho?
Salud a todos!


sábado, enero 29, 2011

BAMBINO

Compasión...



¡Grande!
"Desde cualquier óptica parece una situación absurda y aberrante. Todas las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria las paga el cliente y el banco sale inmaculado gracias a que los ciudadanos responden con todos sus bienes, según la legislación española. Lo que dice la ley -que CIU ha intentado cambiar sin éxito- es que solo el cliente comete errores y paga por ello, pero la entidad (cualquiera que sea, porque la mayoría actúan igual) no tiene ninguna responsabilidad. ¿Alguien puede pensarlo? El oficio de banquero se caracteriza por la prudencia, el conocimiento del mercado y la valoración de los riesgos. Cobran por ello. ¿Se ha actuado correctamente? La negligencia y la codicia son algunas de las razones que explican esta crisis.
El Banco de España alertó de que se estaba calentando el ladrillo desde 2006, pero se quedó ahí. No penalizó los préstamos por el 100% de la tasación, ni los de promotores o hipotecas basura. No cabe duda de que el ciudadano, mayor de edad y responsable de sus actos, debía saber lo que hacía. Pero algo grave ha fallado en el sistema financiero cuando se ha alimentado una burbuja en la que los pisos subían un 100% mientras los sueldos se incrementaban un 25%. Incluso el suelo se revalorizó un 500% entre 1997 y 2007."
(La banca siempre gana, Iñigo Barrón)

Interesante artículo.
Se incide mucho sobre la responsabilidad del individuo que firma la hipoteca y es cierto. Es responsable porque firma. Nadie le obliga... ¿O si?
La base ideológica de nuestras democracias occidentales tiene en el concepto de individuo una de sus bases. El individuo que reflexiona, que decide, que juzga, que valora, que decide la mejor opción para maximizar sus beneficios. El individuo que se organiza en una sociedad civil, que genera la opinión pública...
Y quizá en ningún momento como ahora el verdadero individuo ha estado más lejos de ese concepto que, sin embargo, es uno de los pilares de nuestra sociedad.
El debate sobre esa responsabilidad es capital para analizar los males de nuestro tiempo. La distancia entre deber ser y ser nunca ha sido tanta, especialmente es enorme la distancia que separa al individuo conceptual sobre el que se basa nuestro ordenamientos jurídico, económico y político del individuo real.
¿Y si descubriéramos que los individuos están perdiendo la capacidad para la responsabilidad individual?
Sería interesante investigar por qué las personas firmaron esas hipotecas, las razones o sin razones que les llevaron a hacerlo.
Estoy convencido de que esos resultados nos ofrecerían un retrato nada halagüeño de esta sociedad en la que vivimos que está encantada de conocerse, que vive ahogada en la imagen deformada que tiene de sí misma.
Estoy seguro de que casi siempre fueron sinrazones.

¿Dónde está ese individuo del que se habla?
Yo no lo veo.
Sólo veo masa.
HIGH



"Lo trágico es que no sabemos ser realmente libres: exigimos una libertad que va en detrimento de los demás y no estamos dispuestos a prescindir de algo nuestro en bien de los demás, viendo en ello una disminución de nuestros derechos y libertades personales. A todos nosotros nos caracteriza hoy un egoísmo francamente increíble. Pero ahí no está la libertad. Libertad significa aprender por fin a no exigir nada de la vida o de los demás hombres, sino sólo de nosotros. Libertad: sacrificio hecho en nombre del amor.
Que no se me entienda mal: estoy hablando de la libertad en el más alto sentido ético del término. No estoy queriendo polemizar contra los indiscutibles valores que caracterizan a las democracias occidentales. Pero también bajo las condiciones de esas democracias surge el problema de la falta de espiritualidad y de la soledad de los hombres. A mi me da la impresión de que en la lucha por las, sin duda, importantes libertades políticas, el hombre moderno ha olvidado aquella libertad de que disponían los hombres de todos los tiempos: la libertad de ofrecerse en sacrificio, de darse a sí mismo a su época y a su sociedad"
(Esculpir en el tiempo, Andrei Tarkovski)
LOS LÍMITES DEL CONTROL

Si algo tiene esta última película de Jim Marmusch es que pone a prueba al espectador.

"The limits of control" me recuerda a aquellas películas-idea que "perpetraban" cineastas como Robbe- Grillet o Resnais. No hay argumento. No hay historia. O si existe, sólo es un débil y tenue soporte para el despliegue y expresión de una idea que el director propone a quién quiera escucharla.

La película comienza en un aeropuerto. Dos personas hablan a un hombre que les escucha silencioso, hierático. Le plantean una serie de conceptos que parecen entrecomillados de algún ensayo filosófico y semiótico antes de proponerle un encargo. El hombre callado aceptará la misión y viajará a lo largo de una serie de secuencias que presentarán la misma estructura vista en el aeropuerto. Será una viaje líneal pero cíclico que le llevará desde la civilización parisina a una extraña casa perdida en el desierto de Almería donde le espera el objetivo de la misión.

A lo largo de ese viaje imágenes, palabras y situaciones irán repitiéndose una y otra vez ante la presencia estólida y pétrea del protagonista que parece ajeno a esa extraña y surrealista locura, como encerrado en los límites de su propio control, sin preguntarse ni plantearse nada, sin sentir duda o asombro, convertido en una especie de máquina humana orientada a la consecución de la misión que le ha sido asignada.

Y en este sentido la película parece descifrarse en esa contraposición. Aunque repetido de manera cíclica, el misterio rodea al protagonista a quién parece no importarle, limitándose a jugar el papel asignado en una suerte de coreografía intelectual cuyo sentido parece escapar no sólo al espectador sino a aquellos que participan en el juego quienes parecen formar parte de una realidad enteramente arbitraria, inmotivada.

No en vano uno de los conceptos que se repiten como un mantra a lo largo de la historia es precisamente la caracterización como arbitraria de esa realidad. Idea que para mi es clave puesto que quizá el secreto de la propuesta que Jim Jarmusch presenta con su difícil "The limits of control" radique ahí. En una puesta por obra de la idea del cine como arte que, por su directa relación con la inmediatez física e irracional de las imágenes, es capaz de generar realidad en mayor medida que otros como la literatura, que descansan en la racionalidad simbólica de las palabras.

Quizá "The limits of control" nos muestre precisamente éso: una realidad arbitraria de la que es amo y señor Jim Jarmusch, su creador; una realidad que se muestra al espectador sin tenerle en cuenta, en los términos, medida y forma en que su autor considera que debe mostrarse y trasladando los límites de ese control a la mirada que contempla.

Difícil, casi imposible.



FANTASMA

ANGELUS

viernes, enero 28, 2011

TRAILERS

Beginners...



Tiene buena pinta...
"Precisamente por esa competencia con el cine comercial, el director tiene una especial responsabilidad frente a los espectadores. Pues, por los efectos específicos del cine (esa identificación de cine y vida), la más absurda película comercial puede ejercer sobre un público ingenuo y burdo el mismo efecto mágico que el verdadero arte ejerce sobre un espectador exigente. La diferencia fundamental, trágica, reside en el hecho de que una película artística representa despierta en su público emociones y pensamientos, mientras que el cine de masas -con ese efecto suyo especialmente adormecedor e irresistible- apaga todos los demás reflexiones y sentimientos de su público de forma definitiva e irrecuperable. Aquellas personas que no sienten ninguna necesidad de nada bello, espiritual, utilizan el cine como una botella de Coca-Cola."
(Esculpir en el tiempo, Andrei Tarkovski)

jueves, enero 27, 2011

HEREAFTER

¿Cómo podría describir en pocas palabras la impresión que me ha causado esta última película del maestro Eastwood?

Muy fácil... En el segundo siguiente me estaba llevando las manos a la cabeza... Y ¿por qué? Pues también muy fácil. Porque, y siempre para mi gusto, "Hereafter" es una de las mejores películas que Eastwood haya rodado nunca. No está a la altura de "Sin perdón" o de "Byrd", pero está muy, muy cerca.

En apariencia, "Hereafter" es una película que indaga sobre el tema de la vida después de la muerte. La película engarza tres historias en las que sus protagonistas tienen una relación muy intima con la muerte: una periodista francesa (una preciosa Cécil de France) que permanece muerta durante unos segundos, un medium (Matt Damon) que no está muy contento de serlo y un niño que pierde a su hermano gemelo, interpretados indistintamente por los hermanos Frank y George McLaren. Estas historias terminarán confluyendo en un hermoso y emocionante final que además tiene a los libros como punto de encuentro.

No se por dónde empezar. Me gusta todo en "Hereafter". Tras el ligero traspies que supuso "Invictus", una película no demasiado conseguida, el maestro ha vuelto por sus fueros con una de esas historias que le gustan: suaves, cálidas, intimistas... Porque, y aunque la historia empieza de manera espectacular, con la recreación del tsunami que asoló las playas de las indias orientales, "Hereafter" pronto se muestra como lo que es: una historia sobre la muerte, el modo en que nos enfrentamos a ella, pero también sobre la vida, sobre el modo en que la vivimos. Y es que vida y muerte son dos caras de la misma moneda, algo que queda bien patente a lo largo de la película.

Y retomando el tema del post anterior sobre John Ford, no me cabe la menor duda de que cuando a Eastwood se le califica como legítimo heredero de una forma clásica de entender el cine se tiene siempre en mente no sólo los aspectos estilísticos, su capacidad para la composición de los planos siempre de la forma más eficaz y simple o su talento para situar la cámara donde más precisa se hace, sino también los aspectos de contenido. Porque si algo es Eastwood es un cineasta que busca, como el maestro Ford, producir realidades intensas y emocionantes. Siempre que pueden los personajes de Eastwood se expresan sin palabras o actuando y el director está ahí para filmar la verdad dimanando pura, arrolladora de sus rostros absolutamente penetrables.

Me atrevo a decir que es imposible no emocionarse viendo "Hereafter"... si la película hubiese durado media hora más, el que les escribe se hubiera deshidratado por unos ojos que se la habían convertido en venas abiertas. Una nueva entrada más en mi secreta lista de imposible muertes poéticas.

Y por encima de todo "Hereafter" nos habla de la vida, porque si algo debemos aprender de la muerte es la necesidad de la vida para que aquella sea comprendida. Necesitamos aprender a morir, porque en realidad también necesitamos algo que creemos saber: aprender a vivir.

Y en este sentido los tres protagonistas de la película descubren una vida distinta, mejor, al final de su preocupación por la muerte.

Ojalá Eastwood disfrute de tiempo para seguir haciendo películas, ojalá que como Manoel de Oliveira pueda seguir haciendo películas como ésta hasta los cien años y más allá.

El cine como algo para amar seguirá vivo.

Imprescindible.




PRINT THE LEGEND. LA VIDA Y ÉPOCA DE JOHN FORD

Es curioso.

La lectura del libro "Esculpir en el tiempo" del cineasta ruso Andrei Tarkovski me da el pie para escribir sobre esta extensa y muy interesante biografía de John Ford, uno de los grandes directores de la historia del cine.

Para Tarkovski, "el cine es una realidad emocional y. como tal, el espectador la percibe como una segunda realidad". Y si algo queda claro de la lectura de este libro es que la fuerza del arte de Ford radica precisamente en su capacidad para, constantemente, generar una realidad que por encima de todo es emocional, que prefiere dirigirse a los corazones de los espectadores antes que a las mentes.

Si hay algo que Ford consigue presentar en todas sus películas es una realidad, otra realidad, que consigue emocionar precisamente por el valor de verdad que encierran las imágenes que se presentan.

En este sentido, resulta muy llamativa una anécdota del rodaje de "El Gran Combate" (1964), película en la que un Ford ya decadente entra en contacto con toda una nueva generación de actores procedentes del Actor's Studio (Karl Marlden, Carroll Baker o Sal Mineo), obsesionados con el trabajo y la preparación de los personajes. Sal Mineo interpretaba al impulsivo hijo de un jefe indio y debía enfadarse, saltar a un caballo y marcharse. Ford ordena rodar y Mineo hace lo que se le pide... pero en un momento determinado tropieza. Sucede la escena, Ford ordena cortar y Mineo le pide al director repetir la escena porque ha tropezado. Ford le mira y le dice, con su peculiar humor agresivo y desábrido, que podrá repetir la escena cuantas veces quiera, pero sin película. Mineo no lo entiende y Ford se explica. Le dice que su personaje acababa de tener un enfrentamiento con su padre, estaba tenso y nervioso y ese tropiezo entraba dentro de la situación perfectamente. La toma se quedaría tal y como está.

Ford trabajaba siempre con las primeras tomas. Consideraba que el actor se enfrentaba con más frescura y verdad a ellas y, en este sentido, hacía lo que fuese preciso, incluso torturarles psicológicamente, para que las primeras tomas valieran. No se podía trabajar con Ford si uno no resolvía en las primeras tomas y él siempre se encargaba de dejarlo claro.

Otra factor importante eran los hallazgos que sucedían durante el rodaje.

En la secuencia de la pelea final de "El Hombre tranquilo", y mientras rodaban los planos donde Jon Wayne arrastraba a Maureen O'Hara por los verdes prados irlandeses reparó en una bandada de pájaros posada sobre uno de ellos. Enseguida lo incorporó, cambió el ritmo de rodaje para hacer pasar a Wayney el resto de actores y figurantes por entre los pájaros haciéndoles volar.

Ford siempre estaba tenso y atento y exigía que todo su equipo estuviese en ese mismo estado, bien por lo civil, bien por lo penal (tensando el ambiente con ataques verbales); parecía tener muy claro lo delicado de su trabajo: destilar esa verdad emocional que se escondía entre las páginas del guión componiendo imágenes que apuntaran siempre hacia el lugar donde aquella se esconde.

Y en este sentido, Ford era puro cine, porque esa verdad brilla a través de las imágenes, en los gestos, rostros y miradas de los actores, en esa bandada de pájaros que levanta el vuelo espantada convirtiéndose en metáfora de la ira de Wayne.

Su cine es para mirar, para escuchar con los ojos y ver esa emocionante realidad que Ford quiere mostrarnos, una realidad que además siempre tiene que ver con el ser humano, sus limitaciones, el modo en que este ser relaciona con ellas y el modo en que las lleva consigo para relacionarse con los demás.

Ford no era amigo de las palabras y por eso se esforzaba en componer unas imágenes que hablan por sí mismas, donde se suceden los silencios más expresivos que nunca he visto, quizá porque tenía muy presente que lo verdaderamente esencial en los acontecimientos de la vida casi siempre es inefable aunque siempre esté ahí, presente, para el que quiera y/o pueda verlo.

Por eso me gusta el cine, porque las palabras están sobrevaloradas y a muchos lugares no alcanzan.

Merece la pena leer este libro.

















¡Quiero ser nórdico!

"Se trata de Islandia, donde se hizo dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su execrable política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución."
(La revolución silenciada)

Y algún banquero fue a la cárcel además... Nosotros, claro, no podemos hacer lo mismo porque aquí todo es más complejo y más grande y más difícil y etc, etc, etc
Cualquier cosa menos plantearnos ser más simples, menos grandes, más sencillos...

miércoles, enero 26, 2011

LA DANZA DE LA REALIDAD

Encuentro fascinante leer sobre los últimos descubrimientos de la Física. Por increíble que parezca realidad y ficción parecen entremezclarse para producir una visión compleja basada en la probabilidad en la que en absoluto las cosas son lo que parecen.

Y lo mejor de todo ya no son los clásicos asombros acerca de la incertidumbre, la función de onda, el hecho de que de la nada pueda siempre surgir algo sino asombros más especiales e intensos. Especialmente los que tienen que ver con la teoría del Bootstrap y el Teorema de Bell, asombros que surgen de planteamientos que hablan de una instancia oculta, generadora de la realidad tal y como intentamos conocerla en algún lugar que se encuentra más allá de las determinaciones espacio-temporales que definen esa creación.

Simplemente está ahí, envolviendo y fundándolo todo, transparentándose a nuestra intuición cuando la deducción hace ya tiempo que no sirve, convertida en una sombra que sólo podemos rozar cuando en la observación experimental estallan como añicos arrancados a su estructura invisible las partículas subatómicas.

En realidad, toda la física cuántica es una suerte de pregunta lanzada contra ese misterio que se intuye insondable y misterioso, un misterio que, por increíble y contradictorio que parezca, necesita de lo espiritual para ser sentido porque lo racional se agota en la inagotable cantidad de mil y un experimentos.

Y ningún libro como "La danza de los maestros" muestra el viaje que ha llevado al ser humano desde las más completas certezas hasta las más oceánicas incertidumbres ante cuyo misterio la razón se agota, revelando algo que la modernidad ha olvidado: el papel que lo espiritual tiene como fuente de conocimiento.

Si hay algo que se deduce de forma evidente del esfuerzo por conocer llevado a cabo por las vanguardias de la física es un increíble agotamiento de la razón ante la arrasadora intuición de la existencia de un algo inefable que la sobrepasa y que parece inalcanzable desde el detalle, desde el sísifico proceso de descomposición que supone lo analítico.

Cuanto más se indaga sobre la estructura de la realidad, lo espiritual y lo sintético se muestran más y más necesarios y relevantes, una espiritualidad laica que intuye un todo compuesto por la interconexión de todo lo existente.

Imprescindible.
LA SILLA DE FERNANDO

Es muy sencilla la propuesta de "La silla de Fernando": Poner la cámara delante de un ser humano, preguntarle de cuando en cuando y, por encima de todo, dejarle hablar. Y exactamente éso, expresarse, es lo que hace el ya desaparecido Fernando Fernán Gómez a lo largo de unos escasos 80 minutos, que terminan por hacerse cortos.

Y lo que expresa Fernán Gómez es su peculiar, por especial y por suya, manera de ser, de ver la vida a través de un relato que empieza queriéndose autobiográfico y que termina extendiéndose hacia lo metafísico y esencial: amor, vida, muerte, religión...

Y si algo queda claro tras la visión de esta película-documental, tal y como sus autores con acierto la denominan, es que el mayor patrimonio con que cuenta el ser humano es su capacidad para la palabra. Porque a través de ella es posible transmitir de manera directa e inmediata el propio modo de ser, de estar, de pensar. Después siempre vienen otras formas más elaboradas de expresión, pero siempre está primero la palabra como instrumento con que el ser humano cuenta para, de primera mano, expresarse y expresar la propia visión. Pero nada posterior es posible si previamente no hay palabra, algo que decir.

Fernando Fernán Gómez se expresa, se muestra. Tiene algo que decir y tiene talento para expresarlo... Y el que les escribe tiene la impresión de que no hubiera pasado nada si el documental hubiese durado un día entero.

Magnífica.


ENRIQUE MORENTE

Stella by starlight






martes, enero 25, 2011

ANCIENT ALIENS

Siempre me he preguntado por qué la raza humana en sus diferentes variedades y tipos considera que los dioses vienen o viven en el cielo en lugar de, por ejemplo, considerar que viven en el fondo de la tierra... Y seguramente la respuesta está en esa inmensidad que se abre ante la mirada siempre inquisitiva del ser humano, una inmensidad en donde hay suficiente espacio como para que la mirada descanse y, como consecuencia y por extensión, quién mira a través de ella. Y primero se empieza descansando, pero luego se termina pensando, soñando. Se llena ese espacio vacío con ideas, sentimientos o deseos como si se tratase de una hoja o de una pared en blanco.

No obstante, los responsables de esta serie documental de ficción científica tienen otra idea. Consideran que la evolución del ser humano ha venido siendo acompañada, monotorizada, cuando no guiada, por los extraterrestres y a querer demostrarlo dedican más de seis horas de vídeo.

Tengo que confesar que algunos capítulos me han resultados muy entretenidos y en algunos de ellos se vierten algunas ideas estimulantes, que desde el punto de vista del pensamiento "out of the box" y creativo (extremo) tienen su punto si uno no es lo suficientemente soberbio como para aceptar el envite, no se si intelectual.

Desde luego sabemos mucho menos de lo que creemos conforme nos remontamos en el tiempo, mucho menos de lo que nuestra confianza en la ciencia como instrumento para apropiarnos del mundo, tanto de forma intelectual como fáctica, nos hace creer y, aunque algunas de las ideas vertidas a lo largo de la serie sean cuestionables cuando no directamente delirantes, mi carácter iconoclasta se encuentra satisfecho imaginando a todos los fanáticos de la religión de la ciencia revolviéndose en sus académicos asientos.

Me gusta esta teoría de los extraterrestres en la historia porque se empeña en marcar los límites a la todopoderosa ciencia, ésa que cada vez que descubre algo nuevo se reorganiza en su esfuerzo por explicar el mundo pero que, sin embargo, defiende con la misma vehemencia, y en cada momento, tanto la anterior como la nueva explicación, sin dudar de si misma al pronunciar el discurso de lo que sabe... más bien, cree que sabe.

Y olvidando que hoy se dan por científicas cosas que hace dos siglos eran pura ficción científica.

Lo demás... El asunto del modo en que se construyeron las construcciones megalíticas de la antigüedad o el tema de las vimanas o de por qué tribus primitivas como los dogons conocen de la exacta posición de estrellas no visibles a simple vista en el firmamento o de las explosiones atómicas en la antigüedad siguen siendo existentes enigmas, realidades que hay que explicar y para ello cualquier hipótesis sirve. El problema siempre ha sido validar, no proponer.




TEORÍA DEL HOMBRE BLANDENGUE

"la mujer es granujilla y se aprovecha mucho del hombre blandengue"
(El Fary)



Es muy profunda la España profunda y se da la mano con la España de los polígonos ¡El hombre blandengue funk!



¡Magia total!

Tremendo evento planetario...

sábado, enero 22, 2011


"Más tarde Ford estaba contando a los demás la historia del médico-brujo navajo:
—El primero era un tipo llamado Fat; el que tenemos ahora no es más que uno de sus discípulos. Yo le decía a Harry Goulding lo que quería, y siempre lo conseguía. Nubes... Una noche le dije a Harry: «Dile que necesitamos nieve. Que necesitamos el valle cubierto por la nieve.» A la mañana siguiente salgo de mi habitación. Una capa fina de nieve en el valle —se acercó un navajo de cara arrugada y pelo hecho una trenza con un paño rojo—. Este es el nuevo médico-brujo. Yat-hey —le dijo al navajo.
—Yat'hey.
Ford levantó el brazo y señaló al cielo. Asintiendo con la cabeza.
—Nijone —dijo.
El hombre sonrió.
—Ah'sheh'eh.
Ford volvió a señalar y repitió:
—Nijone —el navajo asintió y se fue—. En navajo no hay una palabra para las nubes aborregadas, de modo que es algo difícil. La primera vez que las hizo le salieron exactas —hizo una pausa—. ¡Pero le salieron donde no nos hacían falta!"
(John Ford. Peter Bogdanovich)

viernes, enero 21, 2011

JOHN CALE

Paris 1919...


"David Bohm, profesor de Física del Birkbeck College, de la Universidad de Londres, propone que la física cuántica, de hecho, está basada en la percepción de un nuevo orden. De acuerdo con Bohm, «Tenemos que hacer que la física dé un giro total. En vez de comenzar con las partes y demostrar cómo actúan conjuntamente (orden cartesiano) nosotros comenzamos con el todo».
La teoría de Bohm es compatible con el Teorema de Bell, que implica que las «partes» aparentemente «separadas» del universo pueden estar íntimamente conectadas a un nivel profundo y fundamental. Bohm afirma que el nivel más fundamental es un todo inseparable que es, en sus propias palabras, «aquello-que-es ». Todas las cosas, incluso el espacio y el tiempo y la materia, son formas de «aquello-que-es». Existe un orden que se integra en el auténtico proceso del universo, pero este orden por lo visto, no es fácilmente aparente...

El «orden implicado» es el orden implicado de aquello-que-es. Sin embargo, aquello-que-es, es el orden implicado. Este punto de vista sobre el mundo es tan diferente del que estamos acostumbrados a utilizar que, como Bohm señala, «la descripción es totalmente incompatible con lo que queremos decir».17 Y esto es así porque nuestro pensamiento está basado en una forma antigua de pensamiento griego. De acuerdo con esta forma de pensar, sólo Ser es. En consecuencia, No-ser, no es. Esta manera de pensar nos da un instrumento práctico para actuar en el mundo pero no describe lo que ocurre. En realidad No-ser también es. Tanto Ser como No-ser son aquello-que-es. Todo, incluso el «vacío», es aquello-que-es. No hay nada que no sea aquello-que-es."
(La danza de la realidad, Gary Zukav)
"En 1927, el grupo más notable de físicos de la historia decidió que podría suceder que ni siquiera fuese posible construir un modelo de realidad, es decir, explicar la forma como son las cosas «realmente, entre bastidores». Pese a la marea de «conocimiento» que nos ha invadido en el transcurso de treinta años, el Grupo de Física Fundamental, como los físicos reunidos en Copenhague medio siglo antes que ellos, se vio obligado a reconocer que tal vez no fuese posible construir un modelo de la realidad. Este reconocimiento es más que la admisión de las limitaciones de ésta o aquella teoría. Es un reconocimiento que se está abriendo paso en Occidente de que el conocimiento en sí es limitado. Dicho de otro modo, es el reconocimiento de la diferencia entre conocimiento y sabiduría."
(La danza de la realidad, Gary Zukav)
"Me alegro infinito de volver junto al mar donde el alma extenuada puede volver a reposar ante la infinita tranquilidad y extensión."
(Recuerdos, sueños, pensamientos. Carl Gustav Jung)
RINCONES
























martes, enero 18, 2011

"Es importante que tengamos un secreto y el presentimiento de algo incognoscible. Ello llena la vida de algo impersonal, de un numinoso. Quien no ha experimentado esto se ha perdido algo importante. El hombre debe percibir que vive en un mundo que en cierto sentido es enigmático. Que en él suceden y pueden experimentarse cosas que permanecen inexplicables, y no tan sólo las cosas que acontecen dentro de lo que se espera. Lo inesperado y lo inaudito son propios de este mundo. Sólo entonces la vida es completa."
(Recuerdos, sueños, pensamientos, Carl Gustav Jung)

lunes, enero 17, 2011

"Tras el plano inicial, Ford se acercó para tener a los cuatro jinetes en un ángulo más próximo. Johnson llevaba un guión rojo y blanco, su caballo iba nervioso.
—Deja que esté nervioso —dijo Ford, empujando al caballo por la grupa—. Mira, Dick. Mira por ese cañón —y empezó a improvisar el diálogo—. Dices: «¡Plumtree! No me gusta el aspecto que tiene esto. Ve a echar una ojeada a ese cañón.» Ben, tú aguantas un momento —el supervisor del guión iba apuntando a toda la velocidad que podía—.
Dick dice: «Ve con él, Jones —Ford hizo una pausa—. ¡Jones! —otra pausa—. ¡Jones!» —señaló a Carey—.
Y tú dices: «Soy Smith, mi capitán» —se volvió a Widmark—: Bueno, vale, vete con él —Ford cogió el cigarro por abajo y se echó más atrás el sombrero—. Cuando grite Jones la segunda vez, Dobe, miras en torno a tí. Estás pensando: «¿Quién diablos es Jones?» Luego oyes: «¡Jones! » Te pones el dedo en el pecho y dices: «Soy Smith, mi capitán.» Ben, haz como que te da cien patadas tener que ir hasta allá; te levantas en los estribos."
(John Ford, Peter Bogdanovic)
PLANET 51

Se trata de la producción española más cara de la historia, en torno a los 55 millones de euros y el resultado es más que bueno.

Lo mejor que puede decirse de "Planet 51" es que en absoluto desentona con los referentes cinematográficos de animación norteamericana con los que claramente quiere emparejarse y que lo hace desde una impoluta perfección técnica y desde una historia que comparte muchas claves narrativas con sus referentes.

La película llega a satisfacer ese mínimo y además presenta una historia que, si bien es cierto que va perdiendo interés conforme avanza hacia su convencional resolución, resulta divertida en su propuesta de cambio de roles (los extraterrestres son los invadidos por los humanos) dentro de un marco narrativo que claramente extrae sus referentes de la serie B del cine norteamericano de la década de los 50 del siglo pasado ("La invasión de los ladrones de cuerpos" o "La guerra de los mundos"): una pacífica comunidad cuya felicidad arcádica se ve amenazada por la llegada de un monstruo del espacio exterior.

Tiene su punto "Planet 51".



Estupendo artículo de Paul Krugman en El Pais: Saqueadores con mocasines

1
"La mayor parte del debate sobre el papel del fraude en la crisis se ha centrado en dos formas de engaño: los préstamos depredadores y la distorsión de los riesgos. Claramente, se engañó a algunos de los prestatarios para que aceptaran préstamos complejos y caros que no entendían, proceso facilitado por los reguladores federales de la era de Bush, que no limitaron los préstamos abusivos e impidieron que los Estados tomaran medidas por su cuenta. Y, en su mayoría, las entidades que ofrecían préstamos subpreferenciales no se hacían cargo de los préstamos que concedían. En lugar de eso, vendían los préstamos a inversores, en algunos casos seguramente a sabiendas de que la posibilidad de pérdidas futuras era mayor de lo que creía la gente que compraba esos préstamos (o valores basados en los préstamos).
Lo que estamos viendo ahora son acusaciones de una tercera forma de fraude.
Hace tiempo que sabemos que Goldman Sachs y otras empresas sacaron al mercado valores respaldados por hipotecas y pretendían al tiempo obtener beneficios apostando por la caída en picado del valor de esos títulos. Sin embargo, esta práctica, aunque podría considerarse reprensible, no era ilegal. Pero ahora, la SEC acusa a Goldman de haber creado y sacado al mercado valores deliberadamente diseñados con la intención de que se hundieran, para que clientes importantes pudieran sacar dinero de ese fracaso. Eso es lo que yo llamaría saqueo."

2
"Porque el hecho es que gran parte del sector financiero se ha convertido en un chanchullo, un juego en el que un puñado de personas recibe sueldos espléndidos por engañar y explotar a consumidores e inversores. Y si no aplicamos mano dura contra estas prácticas, los chanchullos seguirán."

sábado, enero 15, 2011

PALOMA BERGANZA

Disparada...





MOON

Un astronauta aislado en una explotación energética lunar comienza a sufrir lo que parecen alucinaciones y episodios psicóticos. A falta de muy pocas semanas para cumplir su contrato, tres años de solitario confinamiento en la luna quizá sean demasiado tiempo.

Este es el punto de partida de "Moon", una intimista historia de ciencia ficción que huye de la espectacularidad y de los estallidos de efectos especiales para centrarse en otro espacio, el que se abre insondable e inabarcable dentro de la conciencia de cada ser humano.

Dentro de un planteamiento visual "retro" que recuerda a clásicos de la ciencia ficción cinematográfica como "2001" o "Alien", "Moon" plantea una estimulante propuesta que temáticamente se encuentra muy cerca del clásico de la ciencia ficción literaria "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" de Phillip K. Dick.

Porque tras su inquietante punto de partida, la trama de "Moon" conduce a una historia sobre la identidad y la autenticidad de ésta, sobre la existencia de esa identidad como mera cosa al servicio de un interés que sólo contempla a aquella desde el punto de vista de su utilidad. En definitiva, "Moon" nos habla del descubrimiento de una dolorosa verdad y lo hace con inteligencia y talento, cosa que se agradece.

Y hasta cierto punto puede leerse toda la historia, como buen texto de ciencia ficción que es, como metáfora reveladora de un aspecto esencial y crítico de nuestro rabioso (nunca mejor escrito) presente: la del sujeto que se descubre usado en el peor de los sentidos por un mecanismo que le integra como parte y sólo le considera de una forma deshumanizada, desde el punto de vista de la utilidad que representa. Una crueldad a la que todos en mayor o menor medida estamos sometidos dentro de una sociedad que es menos nuestra (si es que el algún momento lo fue) con cada día que pasa. Criaturas quiméricas de la ciencia ficción como los androides o los clones se convierten entonces en un espejo que nos refleja en nuestra carencia.

Y en todo este deshumanizado entramado del cual el protagonista será lentamente consciente aparece, como contrapunto, la figura del ordenador Gerty, la única entidad -curiosamente no humana- capaz de sentir un sentimiento tan humano como la compasión por el protagonista, un sentimiento que le convertirá en decisivo coadyuvante del descubrimiento de verdad que realiza aquel.

No obstante, y dentro del buen tono general de la película, el final no termina de estar a la altura de lo que hasta el momento se ha visto por demasiado fácil y convencional. Pero esta realidad decepcionante, por lo visto, no parece importarme mucho una vez puesta en la balanza con el resto de aspectos positivos que comento.

Destacar por último el magnífico trabajo de Sam Rockwell, capaz de vestir como un guante un personaje que con su poliédrica variedad exige mucho de un actor.

Muy recomendable.





jueves, enero 13, 2011

THE BYRDS

My back pages...



"Ah, but I was so much older then,
I'm younger than that now."













"Bajo la luz de la luna, la hilera de bungalows de dos habitaciones tenía el sorprendente aspecto de una gigantesca sucesión de mausoleos. No dejaba de ser curioso, pensó Halliday, que tantos hombres de talento de su generación hubieran escogido aquellas tumbas de estuco. ¿Acaso sepultaban inconscientemente sus talentos? Bob Benchley, Sam Hoffenstein, Scott Fitzgerald y otros muchos yacían allí. Algunos cuerpos, pensó con tristeza, aún no habían sido retirados."
(El desencantado. Budd Schulberg)
INOLVIDABLE

Sierra de Teruel
Ya no se hacen imágenes como estas:

Cuerpos y pájaros que vuelan...




Hormiga recorriendo la mirilla de la ametralladora...

miércoles, enero 12, 2011

DIRIGIDO POR JOHN FORD

El tiempo pasa sobre los vivos. Es evidente. Lo sorprendente es que también pasa sobre los muertos que permanecen anclados a su momento, a lo que fueron.

Hoy en día el cine vive a la espalda de los grandes maestros de su época dorada, la segunda generación de directores tras los grandes de la época muda. En este mundo digital el cine parece buscar otros referentes (comics, juegos...) buscando competir con otras modalidades de entretenimiento emergentes en busca de mantener su antaño posición de privilegio en el ocio de las sociedades avanzadas.

Y en esta necesidad el cine ya manifiesta su debilidad, debilidad que se acentúa con ese abandono de las esencias en un circulo vicioso que está desnaturalizando al cine, convirtiéndole en un canal más a través del que se comercializan y presentan productos de ocio

El tiempo pasa. Las sociedades cambian y generan sus propias dinámicas, sus propias modalidades de entretenimiento.

Y quizá el momento del cine como entretenimiento mayoritario de las masas ha pasado. Primero, teniendo que compartir su espacio a mediados del siglo pasado por la televisión y posteriormente con todo el soporte de entretenimiento que está generando esta nueva sociedad digital.

Si algo tiene bueno este documental realizado por el cineasta Peter Bogdanovich en 1969 y enriquecido en el 2006, es presentar la realidad primordial del cine como arte, como espectáculo cinematográfico a través de la trayectoria de John Ford, uno de los grandes maestros que ha dado este arte.

Merece la pena ver este documental para poder entender de qué se habla cuando se habla de cine.

"Dirigido por John Ford" es un interesante paseo por la obra de este genial irlandés capaz de producir con su talento inmenso imágenes, momentos trascendentes, poderosos en el que el ser humano es siempre el único y frágil protagonista, empequeñecido por la inmensidad del cielo y de la tierra.

Imprescindible.



La imagen, la actitud, el simple gesto que nada tiene de simple...

"En El hombre que mató a Liberty Valance, el único poder real es el tiempo, que hace cosas terribles: la brecha entre el firme idealista Stoddard y el charlatán en que se convierte es deprimente. Stoddard, Hallie y Linc Appleyard están todos condenados, y todo cambia, cambia completamente excepto el desierto. Todo el mundo ha conseguido lo que creía desear, pero nadie es feliz. Bienvenidos al siglo XX"
(Print the legend: La vida y época de John Ford. Scott Eyman)

lunes, enero 10, 2011

THE TEMPTATIONS

Soul music...




TRAINSPOTTING

Dos son los talentos de "Trainspotting": la descripción de un mundo y el talento de Irvine Welsh a la hora de describirlo.

"Trainspotting" es un retrato caleidoscópico de un mundo marginal de jóvenes escoceses cuyas vidas se encuentran entre la espada de la ausencia de un futuro y la pared del sinsentido. No hay una trama única. El libro se despliega en una serie de relatos cuya única hilazón son los personajes (Rents, Sickboy, Bebgbie, Spud, Tommy) y su difícil vida de yonquis en una Edimburgo infernal, deshábrida, sórdida, lluviosa y fría que se erige en metáfora de esas propias vidas que suceden en sus calles.

"Trainspotting" revela un mundo y lo hace con talento.

Es inseparable el modo en que Irvine Welsh con un lenguaje directo y testimonial, elemento esencial para la creación verídica de ese mundo y un estilo tragicómico que salta del humor al drama entre punto y punto, incluso dentro de un mismo párrafo.

No hay retórica en "Trainspotting".

En sus páginas la literatura deviene en arte generando una ilusión de transparencia, un poderoso efecto de realidad que conmueve como la haría el más sensacionalista reportaje del más carroñero de los reporteros.

Y con toda seguridad documenta como ninguna otra una época, la de los platos rotos de la Inglaterra post thatcheriana y neoliberal.

Imprescindible.












Dice César Alonso de los Ríos:
"En cuanto al PP, ¿qué es ideológicamente? Está dejando un hueco enorme en relación con los valores tradicionales, religiosos y culturales."
Leer más

Si me tomo en serio todo su discurso y construyo la imagen tan tremenda que transmiten del gobierno socialista, de sus capacidades, actitudes y aptitudes... Si me tomo en serio la descripción que hacen de la situación global del país... No puedo entender que estén esperando, que no hagan lo poco que les permite hacer la constitución para cambiar las cosas, por ejemplo presentar aquella moción de censura aunque fueran a perderla. Un verdadero patriota no esperaría. No podría soportar esperar y se la jugaría.
La liaría.

Conclusión...
Hay contradicción entre lo que se dice y lo que se hace.
Hay cálculo.
Hay política... por encima de todo.

Pero... La situación no debe ser tan terrible y, si lo es, de tan patriota que se aparenta ser, no entiendo cómo se soporta, cómo no se hace algo que no sea hablar, esperar los ritmos y los tiempos.

Y si no se soporta porque se teme por el país, y se habla de tiempo perdido para criticar al adversario no comprendo cómo no existe algún intento desesperado que implique exponerse, que implique algún riesgo y que sitúe el debate político más allá de lo previsible y de lo políticamente correcto...

Sólo un gesto que implique valor, decir no a la cara del poderoso persa.

Incapaz, confuso y borracho, en medio de la tormenta, el capitán pone rumbo a los acantilados. Son las diez de la noche. Cuando sean las doce, el barco cambiará de mando. El nuevo capitán está en el puente, sabe hacia dónde se dirige el barco, lo dice, critica la decisión, es consciente de sus potenciales efectos desastrosos, pero no hace nada concreto ni real para evitarlo.
Prefiere esperar a media noche.
No es un hombre de acción.
Ya tiene un culpable.
Sabe perfectamente que es la única esperanza y cuánto más tiempo pase, y más sufran tripulación y pasaje, más empeñarán lo que queda de su ilusión por salvarse en necesitarle.

Sólo hay que verle para intuir que nada bueno puede tampoco ser esperado de él.
Su actitud le precede.
FRANK ZAPPA

Willie the pimp


domingo, enero 09, 2011

THE SOCIAL NETWORK

Tiene muchas cosas interesantes esta película que cuenta los complicados y controvertidos orígenes de Facebook, la red social que empieza a reemplazar a google como expresión metonímica de Internet.

1
Por un lado, la fuente irracional que se esconde en el impulso que genera una idea y toda su racionalidad posterior. Porque el origen primordial de Facebook está en un desengaño amoroso de su creador, Mark Zuckerberg... Como si la racionalidad no fuese en todos los casos la causa que creemos sino un simple efecto, inevitable consecuencia de una necesidad sentida como inevitable e insoslayable.

2
Por otro, lo complicado que resulta poseer una idea de forma privada y que tiene que ver con otra ficción que quiere convertir en individuales ciertos procesos de producción y que soslaya el carácter social que convierte a esos procesos de producción en lo que son. Porque una de las mejores cosas que tiene "The social network" es el modo en que muestra la manera en que la idea que da lugar a Facebook va cuajando; una idea de la que Zuckerberg se apropia obviando las colaboraciones decisivas que otros tienen en la generación de ese resultado final, desde su amigo Eduardo Savarin escribiendo un algoritmo en una ventana hasta los hermanos Wincklevoss expresándole su deseo de crear una red social en Harvard pasando por el propio Zuckerberg que intuye lo que es importante y lo que no en el contenido de esa red social o los maliciosos e interesados consejos del libertino Sean Parker que convierten en ambicioso el proyecto de Zuckerberg.

Y este es un aspecto muy, muy interesante especialmente en lo que tiene que ver en sus derivaciones hacia el concepto de la propiedad privada aplicado a las ideas (y por qué no, a todo lo demás), un concepto que decanta hacia lo individual un algo complejo que también tiene una realidad eminentemente colectiva y social.

Nadie consigue nada sólo por si mismo, siempre lo hace con la inestimable ayuda de amigos y enemigos. Y este sentido es un buen punto de ataque para el liberalismo de la propiedad privada y de la todo poderosa individualidad que nos está llevando a la deshumanización y al desastre y lo es porque lo convierte en una ficción, la ficción del vencedor que se apodera de la autoría del todo, reclamando para si el derecho al disfrute de un algo que en absoluto ha conseguido de modo absoluto por si mismo. Y esta ficción de la individualidad nos priva de una visión de lo social como un entramado integrado de acciones y reacciones en las que todos los individuos tienen que ver con todos y en la que cualquier cosa es importante en el sentido de que, por ejemplo, aquel que te vende el pan todas las mañanas también te está ayudando a conseguir tus objetivos .

Una visión comunitaria de las cosas que convierte a los individuos en partes de un todo que les pertenece en su totalidad y no en aisladas individualidades persiguiendo su propio beneficio. El punto de partida para una verdadera utopía socialista.

Del mismo modo que el yo y la individualidad son una ficción también conceptos del derecho nacidos de esa ficción como la propiedad privada también lo son.

No puede haber alternativa a este mundo que nos devora sin una espiritualidad comunitaria y humanamente trascendental que se traduzca en psicologías concernidas verdaderamente por un entorno que se ha convertido en parte integrante de su ser, tanto como un brazo o un pie.

3
También no es menos interesante todo lo que tiene que ver con ese proceso de apropiación de la idea, un proceso en el que se revela en toda su intensa maldad el mundo de los intereses, del dinero, de los abogados, de los litigios jurídicos en los que no gana la verdad sino el más listo, el más oportuno, el más cuidadoso, el que tiene más dinero o mejores abogados.

"The social network" dedica buena parte de su metraje a mostrar ese litigio por el que Zuckerberg deviene en único propietario de la idea de Facebook y en ese sentido tiene interés por si mismo el modo frío en que muestra ese pleito desalmado en el que todo vale, un modo analítico de hacer justicia que intenta descomponer los hechos, los desmenuza buscando pros y contras obviando un sentido global de verdad y generando un sentido complejo en el que cualquier aspecto puede ser decisivo en uno u otro sentido.

Y hay algo siniestro en ese modo de hacer justicia.

Viendo esas escenas de enfrentamiento entre partes y abogados uno tiene la sensación de estar asistiendo a algo sombrío y siniestro, una especie de misa negra cuya verdadera razón de suceder es imposible y que, a cambio, sólo busca separar a los fuertes de los débiles para sacrificar a estos últimos en beneficios de los primeros.

4
Resumiendo...

Contándonos el origen de Facebook, el mascarón proa de lo mejor de nuestra sociedad y cultura proyectada hacia el futuro, "The social network" nos muestra entre líneas algo mucho más importante: la dudosa levedad, la creciente inmoralidad de alguno de los pilares sobre los que se asienta su idea.

Revela un mecanismo de gestión y apropiación que fácilmente convierte los sueños en pesadillas y que no deja otra cosa que no sea dinero como recompensa.



sábado, enero 08, 2011

"En ese diagrama ninguna línea universo asciende basta la interacción ni ninguna se separa de ella. El acontecimiento simplemente sucede. Literalmente, sucede procedente de ninguna parte, sin razón aparente y sin causa aparente. Donde no había nada, de repente, en un relámpago de existencia espontánea hay tres partículas que desaparecen después sin dejar rastro.
Este tipo de diagrama de Feynman es llamado un «diagrama de vacío».* Esto es porque la interacción sucede en un vacío. Un «vacío», como normalmente lo representamos, es un espacio enteramente vacío. Los diagramas de vacío, sin embargo, demuestran gráficamente que no existe tal cosa. Del «espacio vacío» llega algo y, después, ese algo desaparece de nuevo en el «espacio vacío».
En el terreno de lo subatómico, un vacío obviamente no está vacío. Entonces, ¿de dónde procede la noción de un «espacio» completamente vacío, árido y estéril? ¡Es un producto nuestro! En el mundo real no existe algo así como «espacio vacío». Es una construcción metal, una idealización que hemos acabado por aceptar como si fuera una cosa cierta. Vacío y lleno son «distinciones falsas» que nosotros hemos creado, como la distinción entre algo y nada. Son abstracciones de la experiencia que hemos confundido con la propia experiencia. Tal vez hemos vivido tanto tiempo en nuestras abstracciones que en vez de percibir que las hemos extraído del mundo real acabamos creyendo que son el mundo real."
(La danza de la realidad, Gary Zukav)

viernes, enero 07, 2011

THE TEMPTATIONS

Change has come...















IRON MAN 2

Me alegro de que a Rober Downey Jr y a Mickey Rourke les vaya bien, que participen en inanidades como esta segunda parte de Iron Man y tengan el dinero suficiente como para seguir haciendo el cabra hasta el final, incluso hasta mucho más allá.

Por lo demás, habría que empezar a hablar de películas transparentes, películas que ni siquiera se ven cuando se están viendo de tan manidos y obvios que son los mimbres con los que están construidas. Y cuando hablo de transparencia quiero decir que no es ya que el espectador intuya otra película en el fondo de las imágenes, acciones y palabras que ve o escucha sino que ya se ve a sí mismo viendo aquella otra película detrás de ese fondo que ya no es tal, lo cual no deja de tener su punto al convertirle en una especie de Alicia con pantalones perdida en un salón de espejos.

Habría que empezar a pensar que el concepto de entretenimiento no es tan inofensivo como parece. Para empezar y por autoestima, pienso que uno no debería entretenerse de cualquier manera y, claramente, para mi gusto, "Iron man 2" entra dentro del concepto "cualquier manera".

La película no está mal. No es un bodrio. Tiene el talento justo como para que uno no se pregunte qué está haciendo con su vida, si hay algo malo en ella, mientras la ve, pero tampoco está bien. Quizá por eso mismo.

Y no puedo evitar pensar en el modo en que los niños pequeños siempre quieren ver constantemente la misma película. Disfrutan reconociendo, sabiendo lo que pasa, gozando de capacidades como la memoria, el recuerdo y el entendimiento. Por primera vez son conscientes de esas capacidades y por eso quieren ver "El libro de la selva" mil veces... hasta que también descubren que pierden el tiempo, la diferencia entre lo que es nuevo y lo que es conocido, la excitación de investigar y descubrir la novedad. En resumidas cuentas, crecen.

Y aquí entraría esa redefinición de lo que es entretenido que sin la menor humildad sugiero, por que hay cosas que resultan entretenidas en ese modo infantil, por la impecable pero mecánica repetición de lo mismo y quizá en ello estemos sacrificando la capacidad para percibir y buscar la novedad con los riesgos que ello implica.

Y quizá éste infantilismo del público que deduzco de esa actitud sea otro síntoma de lo peligrosa que es para el ser humano esta sociedad de abundancia en la que vivimos, una sociedad fascista de rostro edulcorado y amable, no violenta por supuesto -salvo excepciones que terminan siendo linchadas por todos- y que genera entre otras cosas individuos que sólo desean ser entretenidos de cualquier manera y a cualquier precio.

Mucho ojo con la realidad! Yo no me fiaría mucho de ella.
STORMY MONDAY

Aunque había rodado en 1984 "The house" para la televisión, puede decirse que "Stormy monday" es la primera película del director Mike Figgis.

Rodada en 1987 "Stormy monday" tiene esa voluntad esteticista que caracteriza a muchos productos de la época, un espíritu del que directores procedentes del mundo del video y de la publicidad como Alan Parker o Ridley Scott son, al mismo tiempo, impulsores y ejemplo. En "Fama", "El corazón del ángel", "Los duelistas" o "Blade runner" tan importante es lo que se cuenta como el modo en que se cuenta, la atmósfera donde sucede la historia, una atmósfera que es forma, pura imagen bellamente construida y fotografiada, pero también es fondo remitiendo a toda una serie de estilemas y campos semánticos que configuran la materia oscura a través de la cual puede ser expresado un determinado género cinematográfico.

"Stormy monday" es una película ambiental, indirecta, que se gusta mientras evoca lugares comunes, códigos del cine negro, que se toma su tiempo para contarlo con imágenes que también expresan belleza por si mismas y que, en general, se despliega ante los ojos del espectador siguiendo el compás lento de un blues, por ejemplo el "Stormy monday" que da titulo a la historia.

No es una película razonar. Quizá por eso se titula como el viejo blues "Stormy monday", porque está hecha para ser experimentada, sentida.



Hay una trama de cine negro que funciona lo suficiente como para sostener ese tejado lleno de sugerencias que apelan a los sentidos, al oído, a la vista, a la memoria sentimental de haber sentido emoción ante historias del mismo carácter... El chico y la chica se encuentran dentro de una trama mafiosa en la que un gangster americano intenta apoderarse por lo civil o lo criminal de varios negocios de la ciudad de Newcastle. Y las cosas se complicarán para ambos porque, y como se dice en algún momento de la historia, cuando se trata de amor las historias nunca son sencillas.

Y es particularmente interesante el modo en que se presenta la historia narrando en acciones paralelas las vidas de los personajes principales: una mujer que se despierta y va de compras, un joven que busca trabajo, un hombre que llega a un aeropuerto... unas acciones paralelas que poco a poco van confluyendo para constituir una trama única en la que todo cobra sentido.

Para películas como "Stormy monday" es más importante el humo que el fuego. Y tienen su punto si uno llega a ellas ardido.

Interesante



THE TEMPTATIONS

Psychedelic shack...



"Nuestro objetivo, por tanto, no es el de llegar a ser «buenos», ingenuos e inocentes sino llegar a ser auténticos y reconocer nuestra oscuridad mediante la via negativa. Iniciarnos significa llegar a conocer de qué somos capaces, cuáles son nuestros límites, nuestros odios y nuestros deseos. Pero éste suele ser un conocimiento muy doloroso de adquirir. Sólo podemos ser realmente responsables de nuestras acciones y tomar decisiones inteligentes cuando seamos conscientes de esos factores."
(¿Quiénes son los criminales?, Jerry Fyerkenstad en Encuentro con la sombra)
"La razón de esto es que las teorías físicas, para describir de manera más adecuada y aproximada los fenómenos sometidos a consideración, se van divorciando más y más de la experiencia cotidiana (es decir, se van haciendo más abstractas). Aun cuando esas teorías altamente abstractas como la teoría del quanto y la relatividad, son acertadas hasta un grado que causa pavor, lo cierto es que, en verdad, son «creaciones libres» de la mente humana. Su lazo primario con la experiencia ordinaria no es el contenido abstracto de sus formalismos, sino el hecho de que, como sea, actúan y son válidas."
(La danza de la realidad, Gary Zukav)

jueves, enero 06, 2011

MUSE

Can't take my eyes off you...



GONZO: THE LIFE AND WORK OF DR. HUNTER S. THOMPSON

Una figura arquetípica del teatro clásico español es la del gracioso, casi siempre un personaje de extracción más popular que suele representar un contrapunto realista e irónico al mundo idealista e imposible de los protagonistas, casi siempre personajes románticos de amado y amada... Viendo este estupendo documental sobre la vida y milagros del periodista y escritor Hunter S. Thompson no puedo evitar hacer la comparación.

Entre otras cosas, Thompson representa a conciencia ese papel de gracioso, de bufón en el auto sacramental que representa el ascenso y caída de la contracultura norteamericana en una singladura que va desde finales de la década de los 50 hasta mediados de la década de los 70 del pasado siglo XX.

Un gracioso y un bufón que desde su absoluta inocuidad es capaz de ver, de decir las grandes verdades que ningún otro podría pronunciar y fundamentalmente el Dr. Thompson, desde ese personaje excesivo, estrambótico y verborreico, no hace otra cosa que describir las costuras reventadas de un sueño, el americano, pulsando constantemente los límites de una sociedad que ha hecho de su libertad una bandera de enganche para mil y un tipos distintos de miserables y canallas.

Desde la heterodoxia de lo política y socialmente incorrecto, Thompson se dedica a retratar a sus opuestos, los terribles monstruos de lo política y socialmente correcto. Con su palabra hablada y escrita, Thompson está dispuesto a acecharlos, a hacerlos salir de sus guaridas buscando mostrarles tal y como son, enfrentándoles al dilema secreto que subyace en las democracias: que no lo son tanto para aquellos que viven a mil kilómetros de la media aritmética.

Igual que no tiene mérito dar cuando se tiene de sobra, tampoco tiene mucho mérito respetar cuando en lo esencial se estar de acuerdo. Es mucho más difícil dar cuando no se tiene (o una parte de lo poco que se tiene) o aceptar al otro, cuando piensa exactamente lo opuesto.

No es casualidad que en el transcurso de la década de los 60, Thompson termine decantándose por la política: apoyando al candidato McGovern frente a Nixon, a principios de la década de los 70, o descubriendo y apoyando a un idealista Jimmy Carter, a mediados de aquella. Porque si algo le queda claro a Thompson de su experiencia en las trincheras de la contracultura es que sólo hay un mundo posible y, lo que es causa de ese efecto, que ese mundo constantemente hace lo imposible por perpetuarse.

Puede hacerlo y lo consigue.

Y es el mundo que vivimos hoy en el que los pensionistas pagan los platos rotos de operaciones financieras avariciosas, esa carrera de ratas, ese mundo extraño en el que mientras unos se hacen inmensamente ricos otros comen mierda y mueren.

De hecho se percibe una progresiva perdida de esperanza, una creciente desesperación que termina haciendo de Thompson una triste y cansada caricatura de si mismo, como una especie de Quijote enredado en el perdido hilo de una desesperación, que no da más de sí desgastado por el exceso que formaba parte de la armadura que Thompson vestía diariamente para esa batalla.

Y no siempre ganan los mejores, porque da gusto escuchar y leer el modo en que Thompson, con su sangrante ironía certera, con su bestial capacidad para adjetivar y construir imágenes, despacha los hitos más importantes de la vida americana, la capital del imperio, durante esas dos décadas.

Porque, y en el fondo, y aunque prefiriese dirigirse al mundo desde el exceso y la "boutade", todo en la actitud de este auténtico "enfant terrible" de la contracultura es tan serio como un ataque al corazón, como su propia muerte volándose la cabeza en una apacible tarde de invierno.

Mediante testimonios, viejos documentales, entrevistas, imágenes de archivo, lecturas de textos del propio Thompson, las espectaculares caricaturas del dibujante Ralph Steadman e imágenes de películas basadas en alguna de sus obras, "Gonzo: The life and work of Dr. Hunter S. Thompson" reconstruye con talento la trayectoria vital de este desafiante coleccionista de excesos siempre dispuesto a dar la nota hasta el final.

Magnífica.



"America... una nación de 200 millones de vendedores de coches usados que tienen todo el dinero que necesitan para comprar armas y carecen del menor remordimiento a la hora de matar a cualquiera que en el mundo intente complicarles la vida"
"Nunca se dice la verdad de 9 a 5"

miércoles, enero 05, 2011

ANNI B. SWEET

A sarcastic hello...



"No se trata tan sólo de que no podamos conocer las magnitudes del electrón. Se trata sencillamente de que el electrón no posee simultáneamente una posición y un impulso concretos. Es una entidad intrínsecamente incierta."
(Otros mundos, Paul Davies)
"Pero cuando se sigue el camino de la individuación, cuando se vive la vida, hay que aceptar también el error; de lo contrario, la vida no sería completa. No existe garantía alguna —en ningún instante— de que no incurramos en el error o en un peligro mortal. Se cree quizás que existe un camino seguro. Pero éste sería el camino de los muertos. Entonces ya no sucedería nada o en ningún modo lo que debe ser quien sigue el camino seguro, está exactamente muerto."
(Recuerdos, sueños, pensamientos, Carl Gustav Jung)

martes, enero 04, 2011

El derby de Kentucky es decadente y depravado
Hunter S. Thompson (Textos) y Ralph Steadman (dibujos)


"Esto es tan cierto que para “observar” una partícula subatómica, es necesario “bombardearla” con otras partículas subatómicas (la portada de este texto incluye la foto de partículas en choque, bombardeadas en una cámara de burbujas, lo que permite fotografiar sus trazas). En palabras de Mao: “si quieres probar una pera, debes cambiar la pera comiéndola”. ¡¿Pillemos un electrón?! : Para localizar aquello que suponemos es un electrón, hay que iluminarlo. La energía de la luz depende de su longitud de onda, y ésta determina el grado de precisión con que podemos localizar ese electrón. Si la energía de la luz aumenta, su longitud de onda disminuye, y el contorno del electrón se precisa. Sin embargo, los fotones de esta luz comunican su energía al electrón y perturban cada vez más su movimiento a medida que la energía aumenta. Nos encontramos por lo tanto frente a un dilema: cuanto más reducimos el carácter indefinido de la posición del electrón iluminándolo con fotones de alta energía, más lo perturbamos y más aumentamos el carácter indefinido de su movimiento. Por el contrario, si lo iluminamos con una luz menos energética, perturbamos menos su movimiento pero aumentamos el carácter indefinido de su posición. El acto mismo de determinar genera indeterminación .... ya no somos agentes pasivos ante el drama tumultuoso del mundo de los átomos, sino actores en toda regla. “Observar” implica interactuar y aquí la pretensión del RACIONALISMO CARTESIANO de que el “observador” es objetivo y que se puede disociar de la naturaleza o cuestión observada (cosa que desgraciadamente sentó las bases para la destrucción de la misma) es sólo una vanidad que no posee fundamentos. El ideal clásico de una descripción objetiva de la naturaleza –o partición cartesiana- YA NO ES VALIDO. En la física atómica, nunca podemos hablar sobre la naturaleza sin, al mismo tiempo, hablar sobre nosotros mismos .... "
(Abrazando el universo, Claudio Escobar Cáceres)
La madre de todas las batallas...

La UE quiere que la gran banca esté más controlada

"Los países europeos han tenido que destinar más de 5 billones de dólares -3,7 billones de euros- para ayudar los bancos desde que estalló la crisis financiera con la caída de Lehman Brothers en 2008."

NITIN SAWHNEY

The boatman...



NO YELLOW BRICK ROAD!





THE MISFITS

Es una de mis pelis favoritas de siempre.

La historia es un guión original del dramaturgo Arthur Miller y en ella hay mucho del espíritu crítico hacia el sueño americano que preside la mayoría (y lo mejor) de su obra.

Más que ningún otro, Miller es el narrador del lado oscuro del sueño americano. Todos sus personajes son tan inadaptados, tan insomnes en medio de ese sueño de éxito y bonanza, que se vive como por decreto, como los cinco protagonistas de esta historia.

Y hay mucha belleza, mucha verdad, en esas secuencias finales en que los protagonistas cazan una manada de caballos en pleno desierto de Nevada, una acción que solo Roslyn (Marilyn Monroe) es capaz de ver como el destructivo absurdo que es con la pureza de su mirada casi infantil. Sólo ella puede ver el triste y destructivo sinsentido que suponen ellos mismos dando caza a esos caballos, en medio de la nada y por nada, casi en la final de la cadena trófica del sueño americano.

En un momento anterior, Gay Langland (Clark Gable) cree que merece la pena cazarlos, aunque sean tan pocos y ya no queden tantos... Y al final ni siquiera son los 15 previstos, resultan ser sólo 6... En su momento había miles y sobre ellos cabalgó hacia el oeste el sueño americano, pero ahora ya nadie cabalga sobre ellos. Apenas quedan caballos y apenas queda sueño; un sueño escuálido que estiman en kilos de carne que traducidos a dólares sólo les da lo justo para pagar la gasolina empleada en el esfuerzo.

Y hay algo inmensamente triste, que encoje el corazón, en esa persecución, una tristeza amplificada de forma total y absoluta por la inmensa llanura donde sucede la escena y que aísla tanto a cazadores como a cazados presentándoles en una dialéctica casi formal con el inmenso todo que les rodea, una dialéctica que les debilita, que los empequeñece hasta reducirlos a una nada absurda destruida (caballos) y destructiva (hombres) que sólo Roslyn siente con horror.

No tiene sentido estar ahí, dejándose llevar por una desesperada inercia en el soñar, esperando conseguir algo constructivo y que merezca la pena de esa nada relinchante, deseando obtener un imposible beneficio, soñando indiscriminadamente incluso cuando la realidad no te proporciona las condiciones necesarias para un verdadero sueño.

Y Miller está con todos esos inadaptados que apenas tienen con lo que soñar y de todo modo representa en esa cacería una reducción al absurdo de su critica del sueño americano juntando sobre esa planicie desnuda la nada que representan esos caballos junto con las ganas de ser que representan esos inadaptados.

Hay una nada voraz y estéril, que todo lo destruye detrás de ellos; transparentándose en todas y cada una de las imágenes que el director John Huston rueda con brillantez; una nada absoluta, metafísica, inefable, que encoje el corazón y que tiene que ver con el ser humano y su relación con el tiempo, una relación que casi siempre se materializa en destrucción y fracaso, con todo eso que quita el sueño y no deja dormir.

Pura poesía maravillosa y triste, como de Jacques Prevert.

Imprescindible.



Escenas del rodaje...