domingo, julio 19, 2015

The Shadow Line

Después de haber disfrutado con "The Honourable Woman" decidí buscar más cosas de Hugo Blick, su creador y me encontré con "The Shadow Line", producida para la BBC en 2011.

El asesinato de un traficante de drogas recién salido de la cárcel es el gatillo que dispara una compleja historia sobre corrupción policial que transcurre a ambos lados de esa línea de sombra que separara el bien del mal.

Aunque se trata de una historia con un reparto bastante coral, dos personajes centralizan la misma, uno a cada lado de esa línea.

Por un lado está el inspector Gabriel de la policía, que se acaba de incorporar a su trabajo tras un desafortunado incidente profesional que le ha dejado una bala en la cabeza y la total y completa amnesia sobre su pasado.

Por otro, Joseph Bede, un hombre de paja al servicio del traficante asesinado y cuya muerte le deja con la responsabilidad de un nuevo negocio entre las manos.

Ambos personajes tienen en común una cierta actitud altruista, el uno hacia el descubrimiento de la verdad, el otro hacia la culminación del negocio con vistas a retirarse a cuidar a su mujer enferma, que contrasta con un entorno corrupto y perverso, basado en el puro y completo interés, que es una selva en la que el hombre es un peligroso lobo para el hombre.

Poco a poco, el afán de estos dos personajes por saber y por terminar irá revelando una compleja telaraña de intereses creados que resulta transversal y une ambos lados que separa esa línea de la sombra desde el interés creado.

En este sentido, tanto "The Hhonourable Woman" como "The Shadow Line" se parecen.

Ambas condenan a sus altruistas y esperanzados protagonistas al descubrimiento de un límite que a sus buenas intenciones interpone toda una estructura corrupta de intereses creados que subyace como una transparente realidad paralela. Una realidad que sostiene la otra realidad, la de las buenas palabras y deseos, que necesita de ella y que sólo se manifiesta cuando aquella en su ceguera se interpone en su camino.

Y el espectador acompaña a sus protagonistas en un ominoso viaje que implica el terrible descubrimiento de cuán equivocados se encuentran aunque desde la moral y la teoría estén en lo cierto.

Un viaje que se revela trágico pues es imposible estar en los dos lados que esa línea de la sombra separa.

Su inocencia les conduce a pagar un carísimo y amargo precio.

Magnífica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada