domingo, diciembre 13, 2015

Asombro

Al final fue mucho más que un sueño.

Pura realidad tangible
trazando en el espacio de su asombro
la vertiginosa trayectoria
de una precisa cuchillada;
entrando y saliendo de su pecho
para no regresar jamás;
removiéndole sin miramientos
el polvoriento orden milenario
de su carne y sangre;
agotando la posibilidad de cualquier palabra;
conminándole al silencio;
revelandole la continuidad
de un impenetrable misterio;
dejándole fuera para siempre
de todo aquello que hasta ese mismo instante
con gran esfuerzo había venido siendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada