miércoles, febrero 17, 2016

Los limites del mercado. Karl Polanyi.

“Pero la proposición aparentemente simple de que todos los factores de producción deben estar en mercados libres implica en la práctica que toda la sociedad debe estar subordinada a las necesidades del sistema de mercado. Entre los factores de producción están la tierra y el trabajo, pero ambos sólo pueden ser tratados como mercancías bajo una base más o menos ficticia: puesto que el trabajo significa los seres humanos en los que consiste la sociedad, y la tierra es sólo otra palabra para la madre naturaleza gracias a la que los seres humanos subsisten. En la tentativa de establecer una economía de mercado separada dentro de la sociedad, toda la sociedad se subordina a las necesidades de una economía de mercado. Casi sin darnos cuenta una cosa completamente desconocida nace: una sociedad económica, es decir, una sociedad humana basada en el supuesto de que la sociedad sólo depende de bienes materiales para su existencia.


Esta suposición es manifiestamente falsa. La seguridad de la vida es tan vital como a comida diaria, tampoco hay una preferencia definida por el pan y la mantequilla si la alternativa es ser matado fulminantemente. Pero si una sociedad quiere existir permanentemente hay una serie de requisitos que debe cumplir tales como unas relaciones estables con nuestro entorno: la naturaleza, nuestros vecinos.. y una perspectiva de futuro lo suficientemente estable como para desarrollar los fundamentos del carácter y la crianza de una nueva generación. Ciertamente estos requisitos no pueden ser sustituidos por la abundancia de bienes materiales”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada