sábado, noviembre 07, 2015

La noche de Varennes

Confieso que no me ha gustado demasiado "La Noche de Varennes".

No he podido con ese planteamiento nostálgico de toda una época que convierte a las masas en mancilladoras con su suciedad de plebe de una arcadia pastoril de pronto perdida, una arcadia de caballerosidad y nobleza que encarna el magnífico Casanova que con su habitual talento de siempre encarna Marcello Mastroianni.

En este sentido, "La noche de Varennes" no puede resultar más rancia con su evidente apología de una sociedad estamental y medieval encarnada por el rey francés que precisamente es detenido por las masas en el pueblo de Varennes.

Ideológicamente me produce tanta distancia y rechazo que directamente no puedo con esta película del italiano Ettore Scola quién como casi todos los directores de la llamada comedia italiana participan de un sentido conservador y católico de la vida que aparecen exacerbado en esta película.

Imagino que también los fines de semana en Bertechsgaden molarían.... Veladas de opera, paseos con Adolf hasta algún laguito, caballerosos oficiales prusianos que se han pasado al nazismo, pero por debajo lo que había era una máquina de picar carne y si algo no mueve a la historia es el capricho.

A llorar a la iglesia.

No me gusta "La noche de Varennes" que presenta una melancólica adoración de la pompa obviando lo terrible de su circunstancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada