domingo, junio 28, 2015

The Salvation

La pregunta es clara: ¿Puede merecer a pena un western danés. rodado en sudáfrica y dirigido por un director procedente del Movimiento Dogma?

Parece muy loco, pero la respuesta es afirmativa.

"The Salvation" merece la pena.

De hecho es una película más sorprendente que narra una historia de venganza discurriendo sobre los carriles de representación de la versión estilizada del Western que produjera el italiano Sergio Leone con su spaghetti western.

Los destinos de Jon (Mads Mikelsen) y el hacendado Delarue (Jeffrey Dean Morgan) se cruzarán en un contexto de posesión como consecuencia de la presión que Delarue hace sobre los pequeños propietarios de la comunidad a la que Jon pertenece buscando hacerse con sus tierras.

Jon dará muerte al hermano de Delarue por matar a su mujer y a su hijo colocando a los habitantes de la comunidad en la tesitura de entregarle o no a Delarue.

Se trata de un esquema clásico de violencia y venganza en el que el aparentemente pequeño demostrará no serlo tanto frente a un grande que terminará enfrentándose a su pequeñez.

Dirigida por el ex-Dogma Kristian Lievring, "The Salvation" es una película breve y concisa, en absoluto disgresora, que tiene claro lo que quiere contar y lo cuenta con una necesaria solvencia claramente inspirada en el universo de Sergio Leone.

En "The Salvation" la violencia es presentada como un elemento consustancial al mundo que se nos muestra en imágenes, una violencia estilizada pero al mismo tiempo descarnada y dura, pura lucha por la supervivencia, por la prevalencia en un mundo caracterizado por la aspereza y la escasez.

En este sentido, la violencia se convierte en el acontecimiento esencial y es tratado como tal.

La narración se convierte así en un ambito monumental y sublime en donde se celebra la sagrada y enésima consagración del fuerte sobre el débil. Todos los western de Leone en realidad describen enfrentamientos, los estilizan, subrayan y consagran. Nada se cuenta que no sea superfluo y todo lo que no tenga que ver con esa lucha lo es.

"The Salvation" reproduce con mucho acierto esa lógica claustrofóbica que, en lugar de escapar hacia las panorámicas de los grandes paisajes como sucede en los western de Ford o Aanthony Mann, sólo tiene una fuga hacia el interior, en los primeros planos de los personajes y a través de sus gestos y miradas hacia el interior de lo mismos configurando un circuito cerrado de creciente tensión.

En "The Salvation" las dos voluntades que colisionan y se enfrentan son la de Delarue inspirada por la codicia y la de Jon, inspirada por la venganza.

Los pasos del mal una vez más se cruzan con los del bien.

Interesante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada